Remodelación con carta blanca

Gracias a una remodelación que buscó sacar el mayor provecho al área, ahora esta casa cuenta con una terraza en el cuarto piso e, incluso, con una cava para 1.200 botellas en el nivel debajo del parqueadero.

0

Carta blanca tuvo el arquitecto bogotano Franz Adolphs al momento de enfrentar este proceso de remodelación, que bien podría considerarse una reestructuración. “Cuando llegué al proyecto descubrí una casa que construían sin mucha pretensión, incluso estaba en obra gris, sin terminar. El cliente me dio libertad para hacer lo que yo quisiera”, explica.

El arquitecto solo debía tener en cuenta las dos pasiones del dueño al momento de encarar el proyecto: su gusto por los tabacos y por coleccionar vinos. La casa tenía que girar en torno a esos temas, sobre todo en la zona social, ubicada en el segundo nivel. Aquí, a diferencia de otras propuestas, el acceso principal se realiza por el estacionamiento. “Todo el cuento nació de llegar directo en el carro, pero no quería que se viera como un garaje, por eso está enchapado con unos paneles de madera y tiene iluminación indirecta para crear la sensación de hall, parece que se llegara a una sala”.

decoracion-revista-axxis-4

Otro elemento para destacar en el garaje –con capacidad para dos autos– es la cava subterránea de nueve metros cuadrados con cubierta de vidrio templado, la cual se abre por medio de un lector de huellas digitales. Una escalera de madera rústica conduce a las estanterías de hierro oxidado con capacidad para 1.200 botellas. Además de un mesón y cajoneras, existe un espacio adaptado con un humidificador para conservar los tabacos.

Para acceder al espacio social, en el segundo nivel, se debe tomar la escalera, que es el corazón de esta casa de 147 metros cuadrados y cuatro pisos. “La que existía tenía una estructura fundida en concreto, muy pesada, por eso la demolimos para crear una con un eje central de hierro pintado al horno y huellas de sapán macizo”.

decoracion-revista-axxis-9

Al llegar a la zona social, de inmediato se percibe un ambiente flexible y unificado, ideal para realizar reuniones. Además, junto a la escalera existe una puerta de acceso para las personas que no llegan en carro. “Al dueño le gusta atender a sus socios en su hogar, por eso abrimos la totalidad de los espacios”. Es evidente que esta planta tiene un fin más socializador que la de las habitaciones, prueba de ello es su baño con espejo en el techo –para que se perciba más amplio– y su papel de colgadura en tonos azules de Michel Editores, estos elementos le dan un carácter informal pero impactante.

En el tercer nivel mantuvieron dos alcobas, pero las reubicaron para aprovechar mejor el área. “Donde ahora se halla el baño de la habitación principal estaba la secundaria. Además, donde se encuentra la cama del propietario era originalmente un vacío de doble altura que comunicaba los dos pisos, al taparlo nos ganamos ese espacio”.

La redistribución fue tan fructífera que lograron incluir un walk-in closet para el dueño.

decoracion-revista-axxis-2

Otro gran acierto fue aprovechar la cubierta –hasta ese momento sin uso alguno, incluso no tenía salida– para crear una terraza. Allí una marquesina con estructura metálica y vidrio protege el espacio de la lluvia y un toldo eléctrico, de Hunter Douglas, permite ocultarse del sol. El cerramiento de vidrio, de 1,90 metros de altura, y el muro verde generan una integración total con la panorámica hacia los cerros de Bogotá. Y para satisfacer uno de los pocos requisitos del dueño, la parte del bar tiene una cava para 265 botellas. Complementan el ambiente un baño, un BBQ y una zona de televisión.

A pesar de ser una casa que podría considerarse angosta, la buena distribución permitió sacar el máximo provecho a los distintos niveles y lograr que cada uno fuera una propuesta de diseño diferente, pero siempre con el mismo hilo conductor: un espacio versátil para llevar una vida social activa. 

decoracion-revista-axxis-1

//revistaaxxis.com.co

Save

Save