300 metros cuadrados de juegos de luz

La propuesta de iluminación permite que este apartamento, remodelado para una familia de siete personas, se viva de dos maneras distintas: una en el día y otra en la noche. 0

Suplir las necesidades de una familia con siete integrantes –la mayoría niños–, donde todos debían tener un espacio confortable y cálido sin sacrificar el área de las zonas sociales, fue el objetivo que se planteó el arquitecto bogotano Ralf Kunzli al remodelar este apartamento de casi 300 metros cuadrados, en Bogotá.

Tan pronto el visitante ingresa a esta vivienda, percibe que la luz tiene un papel fundamental, pues en el recibidor falsas claraboyas, iluminadas artificialmente, crean la ilusión de los rayos solares ingresando a sus anchas. Así mismo, puntos focales de luz destacan en todas las áreas elementos como las obras de arte o generan en las noches una vivencia del espacio totalmente distinta a la del día. “Buscamos que en el día la luz natural juegue con los colores y las texturas, y que la noche sea más dramática. Cada zona necesita una atención diferente”, comenta el arquitecto.

Todo tiene una razón de ser, en este hogar nada está puesto al azar. Y para lograr este nivel de comprensión de sus clientes, el arquitecto realizó de manera previa múltiples entrevistas para descifrarlos, para detectar puntos como su estilo de vida, donde lo natural y el ejercicio son regentes. “El cliente generalmente tiene mil ideas, muchas veces cuenta con una mezcla de estilos, texturas y colores. Sin meterse mucho en su vida privada, hay que entender cómo vive, cuáles son sus necesidades, qué hace, para luego depurar todo y elegir el camino que se debe tomar. En este caso, es una pareja dinámica, que viaja bastante y quería algo fresco, renovar absolutamente todo a partir de tonos puros con ciertos acentos”, explica.

Por ello, el blanco domina todas las áreas -además de ser ideal para los juegos de luz que este arquitecto propone en todos sus proyectos- y el verde en objetos puntuales dan el toque natural, como en el comedor la lámpara de techo, diseñada especialmente para este espacio por su tamaño, por Nordic Iluminación.

revista axxis de decoracion

En la zona social la gran biblioteca de madera con poro abierto, diseñada por la firma del arquitecto, se roba las miradas no solo por su dimensión y estructura, sino porque es un elemento que, literalmente, puede transformar el espacio; aunque separa el estudio de la sala, sus ruedas permiten moverla para crear un gran ambiente, ideal para cuando el dueño invita a sus amigos a ver partidos de fútbol, una de sus pasiones. Aquí, Kunzli tuvo que ceder frente a la propuesta inicial del mueble. “Les planteé dejar traslúcidas algunas tapas, pero ellos querían una división muy clara de las dos áreas. Al final, funciona muy bien”.

Al entrar al dormitorio principal llama la atención la pared que lo separa del baño, pues en el medio tiene una pieza de vidrio que parece sostener el pesado muro superior de concreto enchapado en madera e, ingeniosamente, sostenido del techo por medio de vigas. Además, optó por no utilizar lámparas en la mesa de noche, en su remplazo usaron luces led que iluminan el vidrio para crear un juego de colores. Este tipo de nicho es empleado como recurso en las demás habitaciones. Y respetando la tendencia verde de los propietarios, para el baño principal, compuesto por dos duchas, el arquitecto utilizó para el piso piedras y PVC que simula la textura de la madera, dándole un toque natural.

A pesar de la importancia del interior, la terraza gana protagonismo gracias a los amplios ventanales, a su chimenea de gas, creada por Kunzli, y al jacuzzi, el cual -al no tener posibilidad de instalarlo al nivel del piso- está elevado en un cubo de PVC -material empleado en todo el suelo de esta zona por su resistencia en exteriores-. Al fondo se percibe una parrilla y un comedor, utilizado con frecuencia por la familia para disfrutar de la generosa panorámica de este apartamento.

Sobresale la iluminación exterior, pues no es general, está oculta entre las plantas o realza ciertos muros de manera teatral. La luz dirigida, el tono blanco, la madera y un mobiliario de corte contemporáneo se conjugan para crear un apartamento cálido y amable, donde lo más importante, aparte de tener áreas generosas para sus siete integrantes, era crear la sensación de hogar tan pronto la puerta principal es abierta. 300 metros cuadrados de juegos de luz

//revistaaxxis.com.co

Save

COMPARTIR