Tonos fríos en arquitectura contemporánea

Concreto a la vista, vidrio, metales pulidos y mármoles claros: materiales que al estar juntos marcan una temperatura ideal y logran espacios limpios y elegantes.  AXXIS selecciona cuatro espacios en donde colores como el azul, los grises y el blanco, se mezclan a la perfección con estos elementos de tonos fríos. 0

El contenedor de este espacio, el cual hoy en día está dedicado al trabajo creativo y la publicidad, solía ser una fábrica de antibióticos. A través de una reforma y una renovación interior, diseñada en conjunto por Santiago Muñoz y Genoveva Mayoral, el lugar reforzó su estructura y se transformó en un ambiente inspirador y dinámico.

La estética burda y tosca del concreto de las placas y columnas originales quedó totalmente expuesta con la intervención. Acompañada de algunos muros de ladrillo provenientes de la construcción original, su presencia habla de una historia para contar. Los elementos nuevos –placas y barandas metálicas, pisos de madera y grandes superficies de vidrio– resaltan por su ligereza y pulcritud, sin generar dudas sobre qué es nuevo y qué existía anteriormente. La iluminación artificial, cálida y estratégicamente distribuida, resalta la presencia de estos elementos, otorgando al espacio un carácter dramático y hogareño. La intervención abrió el espacio al parque y generó una conexión con un patio interior que anteriormente no existía, llenando lo que era un lugar oscuro y difícil con vistas al verde y luz natural, haciéndolo cómodo, saludable y confortable. Al plantear el mobiliario, las cortinas y la decoración, los diseñadores se decantaron por elementos finos, suaves y sutiles, para reforzar aún más el contraste con la estructura existente.

Fotografía: Iván Ortiz.

Ganadora del premio Masters Of Design, esta piscina –ubicada en una casa de Medellín– explora dos sistemas constructivos que la hicieron merecedora del reconocimiento: rebose perimetral y desnatador sin fin. Asimismo, este diseño de la firma Ambiente Azul, que complementa la propuesta arquitectónica del lugar donde está implantado, combina de manera acertada los conceptos de piscina de nado y spa subacuático.

Jets de hidroterapia, volcán de aire y cañón fidji plano son algunos de los elementos instalados con el fin de revitalizar el cuerpo y la mente. Su revestimiento arquitectónico, un mosaico Ezarri Taurus, de la colección Space, presenta tintes satinados y brillos claros, los cuales irradian en las diversas áreas. Esta propuesta, que tiene un concepto wellness –que básicamente busca generar un equilibrio entre lo mental, lo físico y lo emocional–, se convierte en parte esencial del paisaje, pues con su borde infinito parece extenderse hacia el horizonte de la represa.

Fotografía: Cortesía, Ambiente Azul.

Dos amplios sofás con un leve giro en su estructura enmarcan esta sala, donde las poltronas aportan el toque de color. Esta zona social totalmente integrada aprovecha la privilegiada vista sobre Bogotá para que, a través de un interiorismo desarrollado por la firma Lian Arquitectos, el skyline de la ciudad predomine e ingrese al apartamento por medio de sus amplios ventanales.

Al ser la panorámica un elemento importante, decidieron utilizar las cortinas enrollables Vita Screen KoolBlack, cuya tecnología es traída al mercado por la multinacional Hunter Douglas en colaboración con la empresa de químicos BASF. Se trata de un tejido oscuro con una mayor capacidad para revertir el calor infrarrojo del sol. De esta manera la tela permite tener ambientes más confortables con la privacidad necesaria.

Fotografía: Andrés Valbuena-Hunter Douglas.

El campus empresarial Naos, ubicado en Bogotá y diseñado por la firma Arquitectura en Estudio, busca brindar una respuesta sostenible a su entorno y ubicación. Esta propuesta genera espacios cómodos y saludables, y a la vez utiliza los recursos naturales de manera eficiente –el edificio cuenta con la certificación LEED Gold en la categoría Shell & Core–.

El paisaje de su terraza –una de las zonas que más sobresale junto con su lobby y fachada– fue diseñado para difuminar los límites de la ciudad y acercar las montañas. Este espacio se convierte en un parque verde, lleno de vegetación, colinas, pastos y grandes árboles nativos que reducen la necesidad de riego. Su gran extensión ayuda a recoger el agua de lluvia que se emplea en el suministro de baños y mantenimiento de los jardines, al mismo tiempo que crea una relación íntima con la naturaleza para las personas que utilizan sus áreas de descanso.

Fotografía: Llano Fotografía-Arquitectura en Estudio.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR