9 ¾ un mundo sin límites

Pensada para los niños, esta librería y cafetería busca por medio del diseño interior invitar a las personas a tomar un libro, sentarse en uno de sus nichos hexagonales y dejarse llevar por la literatura.

0

Aunque el nombre de esta librería y cafetería está inspirado en el andén de la estación de tren de la saga literaria Harry Potter, de la autora británica J. K. Rowling, su propuesta arquitectónica nada tiene que ver con el best seller, pero sí con la magia de la literatura. En 9 ¾, ubicada en Medellín, los niños son los protagonistas.

“9 ¾ nos permitió desarrollar la marca –referente a toda su parte gráfica– así como el trabajo arquitectónico y de diseño interior –explica el diseñador industrial antioqueño Carlos García, de la firma Plasma Nodo–. Inicialmente, la propietaria no tenía muy clara la estética que buscaba, solo tenía el nombre y quería un lugar especializado en literatura infantil e ilustración”.

García, uno de los responsables del proyecto, se inspiró en los recuerdos de la época de su niñez: “Cuando era pequeño me gustaba meterme en los espacios que quedaban debajo de las escaleras o las buhardillas, no con el objetivo de esconderme, simplemente los sentía más íntimos. Por eso, todo empezó con los hexágonos para la lectura ubicados en el primer piso”. Y para lograr esa sensación de intimidad, donde las personas se sintieran a gusto y pudieran leer a sus anchas, la madera resultó el material idóneo. “Queríamos que fuera un espacio cálido y acogedor, pues está ubicado en el alto de Las Palmas, que es una zona fría para Medellín. Por otra parte, este material conecta el proyecto con el área boscosa donde está implantado”.

libreria-9-y4-medellin-revista-axxis-2

El primer piso es la zona para niños, con nichos de lectura con forma hexagonal implantados en la pared –recubiertos en cojinería–, y una alta biblioteca que aprovecha el área con doble altura. Este último sector está adecuado con mesas y sillas tapizadas en distintos materiales para representar varias corrientes en el diseño, y la diversidad presente en la literatura, “es donde los papás pueden tomar un café y leer mientras sus hijos juegan, exploran”, explica el diseñador. La planta superior está pensada para un público adulto. Una cafetería con una amplia barra ofrece bebidas y comida ligera en un ambiente cómodo con piezas de mobiliario creadas por Plasma Nodo, junto a clásicos como la Molded Plywood, diseñada por Charles y Ray Eames. Elementos como los anaqueles para libros de formas irregulares y bajo tamaño, la vinculan con su principal propósito: el mundo infantil.

El programa de la librería transcurre en una esquina, junto a la escalera común del centro comercial Plaza Pakita, por eso el equipo de diseño no incluyó una escalera interior, para no perder metros cuadrados. “Tenemos dos accesos a 9 ¾, así dividimos la parte de los niños de la adulta. El segundo nivel es un espacio común con el centro comercial y les propusimos que nos permitieran operarlo, pero con el estilo de la librería”.

Pequeños detalles, como las lámparas colgantes de la firma Vida Útil, dispuestas a distintas alturas y de diversos tamaños y colores, confirman que esta es una librería netamente infantil. “Queríamos con estas piezas darles movimiento a los ambientes, e integrar los dos niveles –se repiten en la cafetería– como lo hace el jardín vertical artificial”. La altura de las estanterías tampoco es algo fortuito, fueron diseñadas para que los niños tuvieran acceso directo a los libros.

libreria-9-y4-medellin-revista-axxis-3

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR