Abierta al paisaje

Esta vivienda de recreo está en la zona rural del municipio de Amagá, a una hora de Medellín. Dado el clima extremadamente caluroso, el arquitecto Juan Camilo Llano –de la firma Llano Arquitectos– concibió la casa a partir de volúmenes fragmentados, permeables y suspendidos en una película de agua, la piscina, que actúa también como elemento refrigerante.

0

Los espacios intermedios son áreas públicas para la contemplación. Entre los volúmenes construidos, uno social y otro más íntimo, se delinea un patio, abundante en vegetación y árboles, con los que esperan generar sombra y amortiguar el ruido y el registro de las actividades privadas o de reposo.

La piscina se vincula al área social y se proyecta hacia el paisaje lejano con la visual característica de uno de los cerros referentes del lugar: Tusa. Por último, una sucesión de contenciones de piedra extraída del lugar son el preámbulo en el extenso peregrinaje de aproximación a la casa.

En sección, cada volumen es una variación de la casa arquetípica, más hermética en sus bordes longitudinales y completamente permeable en los transversales, que se dirigen al paisaje. Entre los volúmenes construidos, uno social y otro más íntimo, se delinea un patio, abundante en vegetación y árboles.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR