Paredes oscuras se mezclan con acentos de color vibrantes

Desde el momento en que se ingresa a este apartamento de 365 metros cuadrados se percibe un ambiente femenino donde habitan objetos y elementos de ahora y de antes. Su propietaria, a pesar de ser líder en el tema de interiorismo para oficinas y locales comerciales, prefirió que la diseñadora Natalia Márquez –buena amiga suya– se hiciera cargo de la decoración. 0

La sala, impactante por su amplitud y luz natural, está determinada por un mobiliario proveniente de grandes firmas de diseño que a la vez se mezcla con otras piezas heredadas y algunas con las que ya había convivido la dueña. También sobresale una cortina entrelazada de hierro dorado que divide sutilmente la sala del comedor y que proyecta una iluminación suave e íntima que logra un efecto de placidez y calma. Ya en el ambiente privado el apartamento adquiere un aire más relajado y moderno, pues es el espacio para estar en familia, donde un amplio family room con sofá en “L” y cuadros y objetos de colores fuertes aportan una identidad más fresca.

revista-axxis-decoracion-4

Igualmente, el corredor que conduce a las habitaciones no pasa desapercibido, sus vinilos de gran formato –como si fueran fotografías– también constituyen un reflejo de la personalidad de quienes habitan la residencia. La carpintería es otro componente relevante de la arquitectura interior, pues adiciona calidez a este hogar cuya estructura y distribución fueron diseñadas por su dueña. El resultado: zonas que realmente se viven y aprovechan al ciento por ciento. Un espacio de ambiente femenino.

revista-axxis-decoracion-2

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR