¡Qué orgullo! Esta es la diseñadora de textiles colombiana que está tejiendo historia en Europa

Una diseñadora textil colombiana, radicada en Bélgica, cautivó a Europa con su trabajo artesanal basado en hilos de alpaca. Hablamos con ella sobre su carrera y cómo la COVID-19 cambió su vida. 0

Los artistas, al igual que todos, estamos sobreviviendo en medio de la incertidumbre de la pandemia”, nos contaba al momento de esta entrevista la diseñadora de textiles bogotana Ana María Gómez, radicada en Bélgica y quien contrajo COVID-19 hace más de un mes.

La diseñadora presentó síntomas leves mientras trabajaba en el vestuario del Zinneke Parade, carnaval símbolo de la diversidad
cultural de Bruselas. Días después del evento empeoró y el médico le confirmó que había contraído el virus, así que debía confinarse en su casa de manera obligatoria e indefinida. Lleva más de seis semanas en cuarentena, nunca le hicieron un test debido a que el sistema de salud europeo colapsó y se convirtió en un privilegio acceder a la prueba sin ser población de riesgo.

“Supe que había un brote del virus en mi edificio, era un contagio local. Casi todos lo teníamos pero lo sentimos diferente. El dolor en el cuerpo era intenso, caminar lo aliviaba, no me pude parar de la cama en 15 días, ni siquiera a diseñar”.

Carrera en ascenso

Después de estudiar diseño de modas en Madrid, España, Ana María se especializó en Diseño Textil en la Escuela Nacional Superior de Artes Visuales de La Cambre, en Bruselas, ciudad donde vive hace más de ocho años.

En 2017, esta bogotana ganó una beca del gobierno flamenco –una de las tres comunidades constitucionales de Bélgica– para comenzar sus proyectos más destacados: “Ciempiés” y “Oruga”. Ambos son productos textiles basados en módulos maleables, multifuncionales y que al uso pueden convertirse en una performance. Ana María explica que la idea “surgió desde la universidad, cuando experimentaba con cilindros llenos de arena y textiles para que las telas tuvieran más movimiento. También usé lana pero no tenía la misma calidad ni resultado. Este concepto llegó a mí porque, como artista, paso mucho tiempo en el piso y a veces es el lugar más cómodo para crear; entonces pensé que necesitaba algo más allá de un tapete o una manta”.

Estas piezas que, en efecto, pueden considerarse más que un tapete o una manta al permitir múltiples formas de uso –fomentan la imaginación y se adaptan a las necesidades del usuario–, alcanzan un valor de 1.200 euros la unidad y fueron expuestas en 2019 en el
SaloneSatellite del Salón del Mueble de Milán, y este año en la edición de enero de Maison & Objet, el certamen parisino.

“Ciempiés” y “Oruga” se pueden usar como sleeping bag, manta u objeto decorativo en cualquier ambiente del hogar. Se compone de hilo de alpaca peruana con un 5 % de poliéster. Ana María las produce en pequeña escala en fábricas de tela de Bélgica, que, en su gran mayoría, son empresas familiares que funcionan en el garaje de las casas. “Disminuir la industrialización de mi trabajo me ha llevado a interpretar la simbología tradicional que viene de ciertos tejidos y a colaborar con artesanos de Senegal, Bélgica y Colombia, aunque pocos conocen mi trabajo en mi país. Saber de dónde viene un hilo es una historia que se puede contar y yo puedo darle continuidad con cada pieza que creo”.

La bogotana planea hacer modelos de sus tejidos a una escala menor para venderlos de manera masiva y, además, desea incorporar
una plataforma digital a su estrategia. “Todo es incierto, nuestros planes futuros cambiaron. Ahora solo espero digitalizar mi marca, así como otros artistas locales que a raíz de la crisis han tratado de reinventarse y han hecho exposiciones virtuales en páginas web”. Esta diseñadora, como muchos profesionales de diversas áreas, ve la pandemia que azota al mundo como una oportunidad.

Al cierre de esta edición, Ana María Gómez está totalmente recuperada de la COVID-19 y creó un tutorial en línea donde explica cómo hacer tapabocas sin usar una máquina de coser. Este es el link: nada.com.co/Tutorial-tapabocas ■

COMPARTIR