Este sorprendente apartamento en Brasil demuestra que remodelar es un arte

Ubicado en São Paulo, Brasil, este apartamento de 400 metros cuadrados tuvo que pasar por una intensa remodelación para corregir todos los errores cometidos en una primera intervención. Ahora es una propuesta contemporánea para la amplia colección de arte de sus propietarios. 0

Ubicado en un edificio de los años 70, en São Paulo, Brasil, este apartamento de 400 metros cuadrados sufrió una transformación radical en su primera renovación.

Por ello, la firma de arquitectura brasileña Reinach Mendonça Arquitetos Associados tuvo, cuando asumió el reto de remodelarlo una vez más, que eliminar el exceso de adornos para cumplir con la solicitud de sus clientes, que deseaban vivir en un espacio contemporáneo muy claro, con pocas divisiones de paredes y una buena iluminación para su colección de arte.

   

El diseño del apartamento trajo para los arquitectos ciertas dificultades, como la irregularidad del suelo y una complicada estructura de concreto. Todo esto fue resuelto con un piso de madera y una capa de pintura blanca para las paredes.

Cabe resaltar el diseño de carpintería, detallado y personalizado para este entorno. Los acabados además incluyen el uso de piezas de acero inoxidable, como la puerta de entrada pintada de rojo, o el grafito para la pared del pasillo.

Otro de los grandes desafíos fueron los techos bajos y el piso irregular en la habitación. Esta indeseada combinación generó una dificultad para la instalación del aire acondicionado y la iluminación. Por ello los arquitectos llevaron a cabo una búsqueda de un lenguaje simple como paredes blancas y un solo piso de madera que cubre todo el apartamento -excepto en el área de servicio.

Asimismo, la entrada de luz natural y el diseño especial de la carpintería fueron enriquecidos tanto por los marcos internos como por la detallada planificación para la ubicación de las obras de arte y el mobiliario. En conclusión, este apartamento es el telón perfecto para las obras y el estilo de vida de sus propietarios.

COMPARTIR