APPARATUS ,UNA APUESTA DE ILUMINACIÓN REVELADORA

APPARATUS, un estudio que surgió de la experimentación lúdica con elementos de iluminación de época fusiona formas escultóricas con materiales desgastados hechos a mano. Tiempo y modernidad que crean luz.     0

Su director creativo, Gabriel Hendifar tiene una larga trayectoria en el mundo de la moda y el diseño de interiores. Ha diseñado para la firma de alta costura JMary y más recientemente hizo parte del equipo creativo de moda de Raquel Allegra.

El dúo lo completa Jeremy Anderson, que dejó de lado su carrera en la industria de las relaciones públicas para supervisar la producción y operación de Apparatus, cuya sede está en Nueva York. Su habilidad para manipular con las manos y su buen ojo de viajero terminan por embellecer el trabajo de este estudio.

Latón envejecido, vidrio grabado, cuero y porcelana son los principales materiales que implementan para sus obras, así como la crin de caballo que se utilizó para una de sus colecciones. “Nuestro objetivo es crear accesorios que combinan las formas modernas con materiales que parezcan desgastados y logren transmitir el sentimiento de calidez que le da el tiempo a las cosas.

Esperamos que cuando la gente observe una de nuestras piezas no pueda descifrar la época a la que pertenece, esto le da un encanto”, cuenta Gabriel.

Para sus más recientes producciones la firma optó por explorar de manera más profunda la intersección de la gravedad y la geometría. Sus objetos son de líneas más suaves y hacen hincapié en sus formas colgantes que parecen arañas que caen desde el techo.

Todas sus piezas interactúan con los espacios y los colman de una belleza poco común pues los diseñadores creen que este tipo de luces que poseen una imagen y apreciación distintiva hacen falta en el mercado.

Interpretaciones figurativas de volúmenes grandes, lámparas que no solo irradian luz sino que ocupan espacio porque buscan llamar la atención a propósito y de manera contundente.

El estudio de Gabriel Hendifar y Jeremy Anderson en Nueva York.

El estudio de Gabriel Hendifar y Jeremy Anderson en Nueva York.

Prototipos como la lámpara LARIAT cuyo sistema colgante está disponible como accesorio individual, doble o triple permiten que puedan ser combinados para crear instalaciones personalizadas más grandes.

Lágrimas de cristal grabado cuelgan de una malla de latón tejido que a su vez pueden ser entrelazados para recordar las formas de la joyería. Esta colección aborda una unión de la geometría y la gravedad. Su aplique de anudado completa la unidad que parece tomar vida con cada movimiento y disposición que se le da.

TRAPECIO es otra de sus increíbles presentaciones. A partir de la tensión y de los elementos dinámicos del circo, esta lámpara emplea herrajes de bronce, latón y porcelana fundida para crear una luz suave y gráficas muy atractivas. Líneas ininterrumpidas que se extienden hasta el techo. Esta serie la completa una lámpara de pared individual y una doble lámpara giratoria que continúa con la misma idea juguetona del resto.

Este dúo, que también hace algunos objetos ha colaborado con Strata Studio y Cinamon Project.

//revistaaxxis.com.co

 

COMPARTIR