Este anuncio se cerrara en 5

Arquitectura santificada

Por primera vez que Ciudad del Vaticano participa en la Bienal de Arquitectura de Venecia. El "pabellón", comisariado por Francesco Dal Co, toma la forma de diez capillas temporales, cada una diseñada por un arquitecto diferente. Foster + Partners ha diseñado una de las capillas ubicadas en una zona boscosa en un extremo de la isla veneciana de San Giorgio Maggiore. 0

El punto de partida para el concepto de diseño de la capilla fue tomar tres cruces simbólicas en el paisaje, cubiertas con una membrana similar a una tienda de campaña. A medida que evolucionó el diseño, las cruces se convirtieron en una estructura de cables y mástiles, mientras que la membrana se desarrolló en un enrejado de madera unido a la estructura.

“El proyecto comenzó con la selección del sitio. En una visita a San Giorgio Maggiore, cerca de la magnífica iglesia de Palladio y del Teatro Verde, encontré un espacio verde con dos árboles maduros que enmarcaban bellamente la vista de la laguna. Era como un pequeño oasis en el gran jardín, perfecto para la contemplación”, comenta Norman Foster. “ Nuestro objetivo era crear un pequeño espacio difuminado con sombra moteada y alejado de la normalidad de los transeúntes, enfocado en cambio en el agua y el cielo más allá, un santuario “, añade el arquitecto.

Diseñado por Foster + Partners y construido por la empresa italiana de muebles Tecno, la estructura de la capilla refleja la ligereza y la naturaleza etérea del concepto original. Consiste en una estructura de piso de acero en rampa que soporta una plataforma de madera y una estructura  que se compone de mástiles de acero y brazos transversales, reforzados por cables de acero pretensado y pequeñas secciones huecas circulares inclinadas.

Estos permiten que los brazos cruzados horizontales y los mástiles verticales se separen unos de otros mientras permanecen estructuralmente estables. Juntos, crean una estructura de techo capaz de resistir tanto cargas de gravedad vertical como cargas de viento lateral. El espacio está encerrado por una serie de finas tablillas de madera hechas de alerce que se extienden desde la cubierta hasta la estructura. Permiten que la luz moteada entre en el espacio, a la vez que proporcionan sombra y definen el volumen de la capilla. Las conexiones entre los listones de madera y la estructura se diseñaron para deslizarse independientemente para garantizar que las lamas no se sobrecarguen cuando toda la estructura se mueve bajo cargas de viento.

Las vides de jazmín plantadas alrededor de la estructura subirán con el tiempo, suavizando sus contornos y liberando una fragancia característica para mejorar la sensación de calma espiritual. El pabellón permanecerá abierto al público entre el 26 de mayo y el 25 de noviembre de 2018.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR