Arquitectura contemporánea y sostenible

La nanotecnología es el fundamento del sistema constructivo de esta casa ubicada en La Calera. Entre sus ventajas está tener tan solo el 28 % del peso de una vivienda de equivalentes proporciones construida con materiales y técnicas convencionales. 0

Además de adaptar un novedoso sistema constructivo basado en la nanotecnología, esta casa, ubicada en La Calera y llamada Santa María de las Estrellas, combina de manera armónica la arquitectura y el diseño industrial. Según Sergio Stevenson, diseñador industrial responsable de este proyecto, la nanotecnología consiste en la “manipulación de la materia a niveles moleculares y en medidas infinitamente pequeñas –nanómetros–  para obtener materiales mejorados y nuevas aplicaciones”.

En este caso particular aplicaron al concreto coloides, que son partículas entre los 50 y los 900 nanómetros –medida de longitud que equivale a la milmillonésima parte del metro–, para mejorar sus propiedades impermeables y lograr una barrera mayor a la humedad. Gracias a esto obtuvieron estructuras más livianas, con un peso correspondiente al 28 % de una vivienda de equivalentes proporciones construida con materiales y técnicas convencionales.

Para la cimentación del proyecto emplearon capas entretejidas de concreto que aíslan la casa de la humedad y el frío, consiguiendo un interior cálido a pesar del clima bajo de La Calera, esto les permitió prescindir de calefacciones y de los consumos energéticos generados por estas.

La vivienda cuenta en el día con una temperatura interior que difiere de la del exterior en 6 grados centígrados, un acierto en comodidad y bienestar. Por último, utilizaron lodos industriales encapsulados, provenientes de la empresa Kimberly Clark, que tras ser secados en formaletas y gracias a su aislamiento, sirvieron como paneles constructivos que posteriormente fueron pañetados en concreto y usados en los primeros muros. Todo esto refuerza el ser una construcción de bajo peso.

Este sistema constructivo se traduce en ahorros de tipo económico, por reducción de materiales y mano de obra; de peso, en cuanto a muros y placas, y energéticos, al no emplear calefacciones. Así mismo, la propuesta baja las emisiones de CO2 y genera menos desperdicios durante su construcción.

revista axxis de arquitectura

El diseño

Es notoria la generosidad de los espacios, así como las amplias diagonales visuales, debilidad del diseñador, que permiten apreciar zonas de hasta 30 metros lineales bajo una cubierta de 23 metros lineales entre muros. Todo enmarcado por grandes ventanales que dejan ver el exterior a plenitud e inundan el interior con un verde profundo.

Abundante luz natural, techos de doble altura y la chimenea son, además, protagonistas y puntos focales para el visitante, complementados con la utilización de maderas certificadas como la sequoia roja en marcos, pisos y barandales.La chimenea es protagonista en la zona social, pues este diseño de Sergio Stevenson, versátil y multifuncional, permite la cocción de una carne, el horneado de una pizza o, simplemente, disfrutar del fuego gracias a sus parrillas y puertas correderas.

Y como remate de esta área, la lámpara empotrada en la pared, de alabastro de diversos colores, da paso a la luz para generar un ambiente acogedor. Además de innovar en su método constructivo y de proponer una arquitectura generosa, esta vivienda sobresale al reducir los costos de construcción y, a pesar de ello, al lograr ser amigable con el entorno de La Calera. Arquitectura contemporánea y sostenible

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR