Un apartamento bogotano que fusiona la geometría de la arquitectura con obras de arte de todo el mundo

Por María Juanita Becerra
/
Abril
3 - 2020
Situado al norte de la capital, este apartamento fusiona la geometría de la arquitectura con la presencia de obras de arte y objetos decorativos provenientes de innumerables lugares alrededor del mundo.

E ste apartamento, con más de tres décadas, se convirtió en un oasis apacible donde su propietario disfruta a plenitud sus momentos de descanso y esparcimiento, gracias a una intervención exhaustiva que implicó modificar por completo la distribución inicial. Esta transformación la llevó a cabo el mismo dueño, Sergio Castaño, arquitecto y diseñador, junto con el diseñador industrial Andrés Aitken.

Fotografía: ©Mónica Barreneche.

Así, el reto no solo consistió en renovar la imagen anticuada del espacio original, sino en lograr apartarse del hecho de tener entre manos un trabajo personal, y no el de un cliente. “Siempre he tenido la creencia de que la psicología se relaciona de alguna manera con la arquitectura y el diseño, pues una de las claves, a la hora de concebir un proyecto, se basa en saber interpretar el pensamiento de los futuros usuarios.

Fotografía: ©Mónica Barreneche.

Sus necesidades, aficiones e intereses deben estar en la mente del arquitecto –o diseñador–”, afirma. De ahí la complejidad de plasmar su visión en la remodelación de su casa.

Fotografía: ©Mónica Barreneche.

Al ingresar por la puerta principal se observa una amplia zona social conformada por comedor, sala y cocina. Aunque se percibe un solo ambiente, el último es el protagonista del lugar, ya que refleja la predilección de su dueño por la gastronomía. Muestra de ello son los electrodomésticos, de tecnologías innovadoras, pero en especial los libros de culinaria y la variedad de especias. Otro punto por destacar es su disposición de forma lineal, a fin de crear una conexión directa con la terraza, donde se celebran eventos familiares o con amigos. Así, durante las reuniones sociales la cocina se convierte en una extensión del área exterior.

Vea tambien: Arkos Sistemas Arquitectónicos celebra sus 30 años

Fotografía: ©Mónica Barreneche.

Tanto la zona social como la privada están rodeadas por grandes ventanales, cuya transparencia permite que penetren la vegetación y la luz natural. “Desde un comienzo busqué que todos los espacios, sin importar su condición, transmitieran una sensación de hogar. Es un factor imprescindible para mí”. La paleta de colores escogida, caracterizada por los tonos cálidos −como ocres y beige−, da cuenta de esa auténtica querencia por dicha noción.

Fotografía: ©Mónica Barreneche.

Asimismo, el camino hacia las habitaciones está acompañado por obras de arte colombiano, que conviven en armonía con el mobiliario y los objetos decorativos. Incluso, llama la atención el sincretismo de corrientes estéticas; se distinguen piezas de diversos orígenes, reflejo de la personalidad de Sergio, viajero empedernido. A lo largo de su vida no solo ha recorrido el mundo, sino que ha vivido en diferentes ciudades.

Fotografía: ©Mónica Barreneche.

Sin embargo, el eclecticismo que le da a este apartamento tal singularidad, va más allá del origen de los objetos: “Cada uno de ellos evoca recuerdos, viajes y personas, de manera que me siento ligado a ellos. Esa es la cualidad que los hace particularmente distintos. Por ejemplo, las antiguas manos de santos en madera las he adquirido en anticuarios, mientras que el tapete lo conseguí en un viaje a una comunidad de artesanos en Marruecos”. Curiosamente, estas piezas artísticas y decorativas hablan un solo lenguaje, aun cuando ninguna de ellas fue escogida con un mismo criterio.

Fotografía: ©Mónica Barreneche.

La habitación principal también hace eco de ese sentido de hogar. Las paredes en tonos grisáceos y la carpintería y el mobiliario de madera producen una atmósfera confortable. Entre tanto, las cortinas tradicionales, aunque se alejan de las tendencias actuales, dialogan perfectamente con los demás elementos.

Vea tambien: Este apartamento utiliza un gran jardín vertical para revitalizar sus áreas

Fotografía: ©Mónica Barreneche.

Está claro que el contraste entre lo clásico y lo moderno forma parte del eclecticismo que define la identidad de este apartamento. Finalmente, es una de las razones que lo hacen único para su dueño: responde a su estilo de vida al tiempo que entrevera tradiciones artísticas y de diseño.

Conozca aquí un establo de España que fue renovado y ahora es una casa de confinamiento de ensueño.