El color negro se impone más que nunca esta temporada en la arquitectura

Por Camilo Garavito
/
Noviembre
17 - 2021
Crédito de la foto: Cortesía Acesco
El estilo industrial se mantiene vigente en las tendencias arquitectónicas que dejan el acero galvanizado a la vista, como parte de la configuración estética de los espacios, que, a su vez, conforma el sistema estructural del edificio, y productos como el Metaldeck Negro Inspiración, una lámina colaborante con acabado oscuro, que desarrolla la compañía Acesco, lo refuerza.

En los últimos 20 años hemos venido experimentando el auge de los espacios interiores de estilo industrial. Una tendencia que surge a finales del siglo XX como consecuencia de la globalización, especialmente en ciudades que fueron centro de la revolución industrial, como Nueva York, Londres y Berlín.

Las industrias fueron saliendo de estas ciudades –muchas veces relocalizadas en países en vías de desarrollo– dejando vacíos los edificios que alojaban sus fábricas y galpones. Después de mucho tiempo, gracias al rápido aumento de la población en las urbes, estas edificaciones abandonadas se recuperaron, convirtiéndose en espacios residenciales, comerciales y de otros usos, activando la vida en zonas deterioradas que habían quedado en el olvido.

Al recuperar y reutilizar estos edificios, los arquitectos optaron por mantener sus cualidades estéticas originales: las texturas del ladrillo, el concreto y el acero se dejaron expuestas de manera cruda, expresando las imperfecciones propias de los materiales y las huellas que había dejado en ellos el paso del tiempo. Estos ambientes sencillos, austeros, sin trucos cosméticos, con una materialidad a veces fría, a veces dura, se complementaron con las texturas cálidas de maderas, fibras, vegetación y demás elementos propios de sus nuevos usos, para crear un novedoso estilo que disfrutaba de este contraste, de grandes alturas, espacios generosos y mucha luz natural.

Fue tal el éxito de este estilo que las construcciones nuevas empezaron a incorporar este mismo lenguaje, exhibiendo el acero en su estado natural, dejando a la vista las instalaciones hidráulicas y eléctricas, y haciendo evidente el contraste entre la envolvente industrial y la calidez de sus interiores.

En el cielo

Ricardo de Castro es arquitecto y barranquillero. Su diseño para la casa El Cielo, ubicada en medio del exuberante paisaje de la Sierra Nevada de Santa Marta, es una muestra clara de cómo este estilo industrial ha llegado a todos los rincones del planeta.

Fotografía: Ricardo de Castro

El extensivo uso del acero en esta casa, tanto en la estructura principal como en el armado de las placas –las cuales construyeron a partir de un steel deck, una losa compuesta por una lámina metálica plegada que soporta un acabado de concreto en la parte superior–, genera la sensación de sorpresa, amplitud y limpieza de un espacio industrial enclavado en medio de la naturaleza. “El color negro del cielorraso en Metaldeck permite tener un mejor control de la iluminación, y que las instalaciones, que suelen quedar expuestas en este tipo de edificios, se pinten y se pierdan de vista”, afirma.

La limpieza y sobriedad que ofrece el color negro en el cielorraso, combinado con la materialidad industrial de la lámina metálica plegada, es un recurso constante en su arquitectura, y lo ha utilizado en proyectos residenciales como la casa El Cielo, edificios de oficinas como el diseñado para la empresa Koombea y en espacios comerciales como el del restaurante Casa Res, en Ecuador.

Vea tambien: La cerámica es la mejor opción para remodelar el hogar

Fotografía: Ricardo de Castro

Entendiendo la versatilidad y las posibilidades que ofrece para los diseñadores esta solución arquitectónica, la empresa colombiana Acesco ha decidido sacar al mercado su nuevo producto: Metal Deck Negro Inspiración, un steel deck con recubrimiento de este color, resultado de una formula que fusiona el galvanizado con Galvaplus (Protección acrílica), el cual permite incorporar esta estética a los espacios sin tratamientos posteriores al material, que hasta ahora solo estaba disponible en tono plata y que debía ser pintado y terminado en obra. “Al venir negro de fábrica evitamos la necesidad de procesos posteriores de bricolaje y pintura, y a la vez garantizamos una mayor durabilidad y mejor homogeneidad en el acabado, jugando muy bien con la adecuación estética y equilibrada de redes expuestas, que conforman la apariencia industrial, vanguardista y contemporánea”, comenta la arquitecta bioclimática Manuela Aldana, parte del equipo técnico de Acesco. Al eliminar tratamientos posteriores, el producto reduce además los tiempos de obra, permitiendo generar un ambiente prácticamente listo para habitar al terminar de construir la estructura.

Fotografía: Ricardo de Castro

El nuevo Metaldeck Negro Inspiración de la compañía Acesco surge para suplir las necesidades de diseño de arquitectos que necesitan cielorrasos listos, a la vista, con un color único y versátil, mientras retoma a su vez el espíritu original de los espacios industriales que inspiraron la tendencia. La eficiencia y facilidad en la construcción y la exhibición honesta del color y materialidad, sin maquillaje ni retoques, hacen honor al origen de esta estética de diseño. La arquitectura e interiorismo de carácter industrial, inspirada en fábricas y edificios de otra época, seguirá presente, manteniéndose vigente como la he hecho por décadas hasta el día de hoy.

Para más información visite la página oficial de Acesco.

Deja un comentario:

Send this to a friend