El vidrio: mucho más que claridad

Por Revista AXXIS
/
Agosto
19 - 2020
Los proyectos nacionales también se han visto beneficiados con la evolución del vidrio como material constructivo. Acá algunos ejemplos de las bondades de este material que desafía la imaginación de arquitectos y diseñadores.

Seguridad aérea 

La Torre de Control del aeropuerto El Dorado, de Bogotá, tiene una altura de 84 metros en un área de 5.430 m2, y una estructura mixta de acero y hormigón. Su diseño rememora la cultura muisca.

Funcionalmente se divide en dos cabinas, una de control de tránsito aéreo y una de control de plataforma. La primera está en la parte más alta de la torre, y tiene las necesidades más exigentes de resistencia, visualización –debe existir claridad en todas las horas del día e incluso en cielo nocturno o con condiciones meteorológicas adversas–, y reflejo visual interno controlado, este último factor es especialmente problemático en el tráfico nocturno y muchas veces difícil de controlar con vidrios convencionales, que en algunos proyectos similares ha terminado siendo una limitante a la hora de operar de forma eficiente.

Por su parte, la cabina de control de plataforma está más abajo. No tiene los mismos requisitos de claridad y reflejo interior, pero sí mantiene los comunes, como por ejemplo un control solar riguroso con selectividad diferencial, control acústico de alta calidad –en el exterior los ruidos pueden llegar a 100 dB (decibeles)–, y aislamiento térmico mejorado. Las características de los vidrios se maximizan debido a la gran cantidad de área cubierta por cristales. En el interior deben mantener una atmósfera de confort y calma, además controlar las pérdidas de energía, conservando una temperatura adecuada y un nivel de ruido bajo, todo esto sin sacrificar el diseño.

Una vez establecidas las características funcionales del vidrio de uso general (energía, luz, calor y ruido), la firma colombiana Vidplex
recomendó diseñar y seleccionar uno que cumpliera con los requisitos de resistencia mecánica y geométrica, analizando las necesidades de seguridad y previniendo los eventos de rotura, así se minimizan las afectaciones al trabajo de control. Para más información visite:
www.vidplex.com

Fotografía: Andrés Valbuena

Color y vida

En la Torre 77, en Bogotá, proyecto de NM Construcciones que contó con un diseño arquitectónico de Guillermo Arias, utilizaron un vidrio laminado de control solar y uno laminado de color, de la firma Laminados y Blindados, basados en las características técnicas y estéticas que ofrecen, como ahorro energético, baja transmisión de calor y diseño vanguardista.

Vea tambien: Arkos Sistemas Arquitectónicos celebra sus 30 años

Por otra parte, en el Hotel BOG, en Bogotá, también diseñado por Arias y la interiorista Nini Andrade, y construido por NM Construcciones, la compañía Laminados y Blindados suministró diferentes tipos de vidrio que permitieron plasmar el concepto de una decoración inspirada en el oro y las esmeraldas.

Para este proyecto utilizaron un vidrio laminado fabrik, que sobresale por su textura; un vidrio laminado ácido, de color, que da un acabado satinado, y un vidrio termoacústico, que ofrece un mejor aislamiento del ruido. Para más información visite: www.laminadosyblindados.com

Cómo elegir un vidrio 

El vidrio es actualmente uno de los materiales más versátiles y utilizados en la construcción. Está presente desde las fachadas envolventes con aplicaciones bioclimáticas hasta en los espacios más cerrados. Por eso, empresas como Vitelsa Vidrios de Seguridad hacen especial
énfasis en que las personas conozcan qué especificación es la adecuada para su proyecto. “Al hablar de vidrio es necesario tener presente la seguridad, ya que es un material frágil, que al pasar por diferentes procesos como el temple (calor-frío) o laminado (vidrio-PVB-vidrio)
se transforma en un elemento estructural con propiedades mecánicas que resiste golpes, flexión y torsión. La importancia de una buena especificación es tener claro qué tipo de vidrio usar según la aplicación, ya que vemos puertas, barandas, escritorios y ventanas”, explica Gina Cabrera, jefe nacional de mercadeo de Vitelsa Vidrios de Seguridad.

Asimismo, el desarrollo tecnológico ha permitido un aumento en el uso del vidrio para diversos cerramientos, por lo que ahora existen productos resistentes al vandalismo, intrusión y huracanes. Por ejemplo, el vidrio laminado estructural “es recomendado para toda clase de barandas, ya que si presenta una falla o rotura no permite que las personas ni los escombros pasen al vacío”, concluye Cabrera. Para más información visite: www.vitelsa.com.co

El vidrio de seguridad toma cada día más importancia como elemento constructivo y estructural gracias a procesos de temple, laminado o insulado.

Ahora es común ver el vidrio en usos que van más allá de las fachadas, como puertas, barandas, pisos, pérgolas, revestimiento de muros o mobiliario, por solo mencionar algunos.

Diseño y confort

Vea tambien: Este apartamento utiliza un gran jardín vertical para revitalizar sus áreas

El edificio Flormorado, ubicado en el barrio de Usaquén, en Bogotá, es un proyecto de oficinas y consultorios realizado por la constructora del mismo nombre. Al ser un espacio laboral y debido a su fachada acristalada, la firma necesitaba contar con un vidrio que ayudara a mantener en el interior una temperatura confortable, sin que esto significara incrementar el uso de aires acondicionados en días de intenso calor.

Por lo anterior, especificaron un vidrio de seguridad termoendurecido laminado de control Solar Cool Lite ST 450, de la compañía Vidrio Andino, el cual presenta especificaciones y prestaciones en cuanto a la reducción de la entrada de calor y rayos UV, igualmente evita el deslumbramiento en el interior de la edificación.

Por otra parte, Ventanar fue la empresa encargada de fabricar e instalar la fachada de este proyecto. Para más información visite: www.vidrioandino.com