Conozca los revolucionarios pisos ya disponibles en Colombia que evitan los ruidos que muchos otros generan al caminar

Durabilidad, resistencia, bajo ruido y una apariencia muy natural son algunas de las características de los pisos vinílicos, una interesante opción cuando se trata de remodelar. 0

Remodelar el hogar es casi un estado permanente. Siempre queremos mejorar nuestros espacios, ajustarlos a las nuevas necesidades de una vida tan cambiante. Pero cuando tomamos la decisión de renovar el piso es importante cerciorarse de que el producto utilizado mezcle de forma acertada tanto estética como durabilidad. Por ello, el suelo vinílico es una interesante opción, y firmas como la colombiana J. Albornoz sobresalen al presentar un amplio catálogo.

Importados directamente desde Bélgica, de la fábrica Quick-Step, los suelos vinílicos de J. Albornoz presentan acabados extramate, lo que hace muy difícil diferenciarlos de la madera natural. Además, su sensación al tacto es muy realista, pero con una gran ventaja: evita los ruidos que muchos otros pisos generan al caminar. Aunque la apariencia y el tacto revisten importancia –son la forma de vivir un piso–, no hay que dejar atrás su durabilidad. Estos suelos vinílicos de la firma colombiana tienen una capa superior sellada con la tecnología Stain Guard y Scratch Guard, que ofrece alta protección frente a rayones, manchas, suciedad, humedad y marcas. Asimismo, su resistencia al agua hace que sean fáciles de limpiar y que se puedan instalar, incluso, en áreas como baños y cocinas.

Como novedad, J. Albornoz lanza un nuevo suelo vinílico rígido, cuyo núcleo está compuesto por varias capas, en las que se incorporan dos de fibra de cristal. Esto previene las marcas y evita que se curve a causa de los cambios de temperatura. Así, al momento de remodelar no es solo importante la apariencia, sino conocer el desempeño que el producto tendrá con el paso de los años. ■

COMPARTIR