Conozca este condominio neoyorquino, un refugio ideal para aislarse del mundo

Abril
7 - 2020
La arquitectura neoyorquina es una de las más avaluadas en todo el mundo. Lujosos condominios e impresionantes joyas residenciales lideran el negocio de las bienes raíces, en su gran mayoría de la excéntrica Manhattan, tal como este nuevo refugio para escapar de la cotidianidad y esconderse del mundo.

L a arquitectura neoyorquina es una de las más avaluadas en todo el mundo. Lujosos condominios e impresionantes joyas residenciales lideran el negocio de las bienes raíces, en su gran mayoría, de la excéntrica Manhattan.

Créditos fotografía: Inessa Binenbaum – Courtesy Reuveni Real Estate.

Es el caso de Hell’s Kitchen, o mejor conocido como Clinton, un exclusivo barrio del West Side de Nueva York y que acaba de finalizar su nuevo proyecto residencial Charlie West.  El impresionante edificio de condominios de 16 pisos, con diseño exterior de ODA Architects e interiores del famoso Andres Escobar de Lemay + Escobar Architecture DPC, crea un oasis urbano en 505 W. 43rd Street.

Créditos fotografía: Inessa Binenbaum – Courtesy Reuveni Real Estate.

Con una rigurosa separación de dos edificios distintos que crean un elegante patio, el diseño se entrelaza con las características aceradas del pasado y la historia del vecindario, combinado con el lujo y el modernismo de la actual Hell’s Kitchen. La fachada de ladrillo se integra con los edificios circundantes, mientras que la articulación de la fachada introduce un elemento escultórico distintivo de profundidad y estilo.

Créditos fotografía: Inessa Binenbaum – Courtesy Reuveni Real Estate.

Al llegar a Charlie West, el espectacular vestíbulo estilo hotel de doble altura atrae a visitantes y residentes al espacio interior de diseño industrial elegante que sirve a la vez como una biblioteca curada y un salón residencial privado, anclado por una gran chimenea. El área de bienvenida está enmarcada por sus vigas diagonales distintivas, una necesidad estructural que los diseñadores maximizaron y convirtieron en una característica definitoria.

Créditos fotografía: Inessa Binenbaum – Courtesy Reuveni Real Estate.

Escobar y su equipo de diseño infundieron el ADN del vecindario a través de las amplias comodidades de Charlie West y seleccionaron con éxito un diseño interior industrial pero moderno y acogedor para el salón, la piscina y el gimnasio, así como las 120 residencias, mediante el uso de materiales naturales y texturas opulentas.

Vea tambien: Una casa diseñada para combinar un estilo de vida en un entorno natural y las comodidades de la ciudad

Créditos fotografía: Inessa Binenbaum – Courtesy Reuveni Real Estate.

 

«Los interiores de Charlie West lo transportan a otro lugar y exudan un ambiente relajado, con un paladar muy sofisticado. Desde el momento en que ingresa al lobby tipo lounge, con sus suntuosos materiales naturales y tonos urbanos oscuros, a la pintoresca piscina con su sereno aspecto de spa, uno podría fácilmente sentirse como si estuviera en un hotel boutique en Miami en lugar de un condominio de lujo en Hell’s Kitchen «, aseguró Escobar, socio principal y director de diseño de su firma homónima, en una entrevista concedida para v2com.

Créditos fotografía: Inessa Binenbaum – Courtesy Reuveni Real Estate.

Créditos fotografía: Inessa Binenbaum – Courtesy Reuveni Real Estate.

Si bien los planes originales requerían dos edificios independientes, el equipo de ODA pudo abordar el diseño con una perspectiva innovadora, creando una experiencia de vida holística a través de una sala de almacenamiento de bicicletas de diseño único. Al integrar un camino de conexión entre los edificios con una sala de bicicletas con cerramiento de vidrio de 44 pies de largo, ODA pudo centralizar las comodidades y crear un ambiente más espacioso para los residentes sin duplicarse en vestíbulos, salas de correo y bancos de ascensores.

Créditos fotografía: Inessa Binenbaum – Courtesy Reuveni Real Estate.

«La sala de bicicletas en el área del patio entre los dos edificios actúa como un corredor de conexión, lo que nos permitió crear un desarrollo unificador, en lugar de dos torres separadas», dijo Christian Bailey, director de ODA. «Al trabajar creativamente dentro de las limitaciones de las leyes de zonificación, pudimos maximizar las áreas comunes y los espacios recreativos que unen el edificio para permitir un estilo de vida más comunitario y conectado».

Créditos fotografía: Inessa Binenbaum – Courtesy Reuveni Real Estate.

Como reflejo de la vitalidad de 43 rd Street, los residentes pueden disfrutar de diversas comodidades que incluyen una piscina cubierta con acceso al aire libre, el patio privado ajardinado de 6,000 pies cuadrados, una sala de juegos para niños contemporánea, un gimnasio de última generación inundado de luz solar , y una «caja de bicicleta» translúcida con cubierta de vidrio que reinventa el almacenamiento típico de bicicletas como una pieza central arquitectónica innovadora.

Vea tambien: 5 objetos de diseñadores colombianos para comprar en Black Friday

Lea también: Taschen reeditó su libro de Zaha Hadid y lanzó una nueva edición.