Un centro de relajación familiar inmerso en las montañas canadienses

Por Revista AXXIS
/
Septiembre
29 - 2021
El proyecto en su conjunto se integra en la naturaleza a través de su emplazamiento, el uso de materiales naturales y el encuadre del paisaje circundante mediante generosas aberturas en la estructura arquitectónica contemporánea.

Este nuevo pabellón forma parte de un conjunto turístico construido en la ladera de una montaña en la región de Lanaudière. El proyecto en su conjunto se integra en la naturaleza a través de su emplazamiento, el uso de materiales naturales y el encuadre del paisaje circundante mediante generosas aberturas en la estructura arquitectónica contemporánea.

La construcción de este edificio de 800 metros cuadrados en tres niveles mejora la gama de servicios ofrecidos a la clientela del establecimiento. Las instalaciones incluyen ahora trece espacios de masaje y dos nuevos salones. Además, el nuevo pabellón integra una zona de recepción para los clientes y oficinas administrativas. Esta combinación de funciones, que requiere tanto un ambiente contemplativo como un lugar de trabajo, representó uno de los retos del proyecto. La disposición espacial de las funciones y la insonorización de alta calidad permitieron responder adecuadamente a estos imperativos de programación. Sobre todo, el nuevo pabellón debía ofrecer un contacto con la naturaleza, con un ambiente sano y relajante.

Un proceso integrado en el entorno

El respeto por la topografía y las instalaciones existentes era un requisito previo para el éxito de la integración. A lo largo del proceso de diseño y construcción, una de las principales preocupaciones fue la conservación de los árboles cercanos al emplazamiento. La forma y el posicionamiento final del proyecto fueron resultado de las características del emplazamiento tanto como del programa. Para lograr una mejor integración con el perfil del terreno, cada zona de la planta se dividió en dos niveles.

El uso de formas sencillas y materiales nobles permite que un espectáculo continuamente cambiante -la propia naturaleza- desempeñe un papel estelar. El alzado adopta la forma de un amplio plano de madera que protege los espacios interiores de la vista de la carretera de acceso y del terreno. Las aberturas de esta fachada se tratan como grandes marcos metálicos que sobresalen del revestimiento de madera maciza y de una gigantesca persiana de lamas. La parte superior de esta extrusión en forma de L se prolonga para convertirse en la cubierta, orientando el pabellón hacia la montaña y el bosque. El voladizo de la cubierta así creado protege los cerramientos del edificio, la fenestración, las pasarelas exteriores y el patio. Para minimizar el impacto visual del proyecto desde las instalaciones existentes, se ha integrado una cubierta verde.

Vea tambien: La catedral de Nuestra Señora de la Pobreza diseñada por el arquitecto Simón Vélez

El proyecto está concebido como una procesión que presenta el entorno natural que lo rodea. Los visitantes llegan al pabellón a través de una larga pasarela de madera con vistas al bosque. Este pasillo exterior conduce a la entrada al tiempo que establece un diálogo con la escarpa adyacente. Situada en el centro del edificio y enmarcada por muros de hormigón bruto, la escalera principal da acceso a todos los niveles.

El revestimiento del edificio es de álamo torrefactado; la torrefacción es un procedimiento que hace que el material (una especie de madera local) sea muy resistente y duradero. Este tipo de revestimiento se utilizó en la fase anterior del proyecto, y su uso aquí permite la integración con el conjunto.

En el interior, los revestimientos de hormigón se han pulido y dejado a la vista para minimizar los acabados y maximizar el efecto de masa térmica. El sistema de calefacción por suelo radiante se despliega en todos los espacios, proporcionando un calor cómodo y eficiente a los usuarios.

Este proyecto pretende ser ante todo un espacio de relajación y contemplación en medio de la naturaleza. Integra los valores propuestos durante el proceso de diseño: el confort de los ocupantes mediante el uso de materiales cálidos y naturales, el contacto con el paisaje circundante y una estructura en armonía con la naturaleza.

Vea tambien: 7 habitaciones de ensueño diseñadas para embellecer este espacio íntimo de la casa

Lea más en nuestra sección de arquitectura

Deja un comentario:

Send this to a friend