Un chalet clásico suizo de madera construido para desconectarse entre la naturaleza en fin de año

Los chalets se construyeron sobre la base de un armazón de hormigón, vestido de madera y metal, permitiendo integrar las respuestas a las limitaciones sísmicas. Esta mezcla de materiales realza el diseño de este proyecto con sus acabados de alta gama. 0

El proyecto comenzó con el descubrimiento de este excepcional terreno por el arquitecto que lo propuso al cliente. Este último, seducido, prevé la construcción de tres chalets, que se reducirán a dos construcciones para conformarse a los acuerdos establecidos con el municipio.

     

El cliente, que ya ha realizado otros proyectos con la agencia, quería una propuesta contemporánea, inédita y llamativa. Pidió una firma fuerte y pura del estilo arquitectónico de la Agencia. Y así, los quioscos en los tejados, estos volúmenes abiertos arrancados del espacio acordado, nacen y dan al master-dormitorio una vista espectacular sobre la cadena del Monte Blanco, una escapada luminosa.

El conjunto fue concebido teniendo un cuidado particular en el encuadre de la vista, para aislarse de la carretera, asegurando al mismo tiempo un fácil acceso y buenas relaciones con el vecindario.

Los límites de la propiedad aportaron su cuota de desafíos técnicos con las dificultades inherentes a la tenencia de la tierra durante las primeras fases de la obra. Además, las conexiones entre los quioscos y el tejado exigían pericia e ingenio para garantizar la estanqueidad y un buen aislamiento. Las “Belles Echappées” incluyen zonas de bienestar, como una sauna, un hammam, balnearios, todo ello alimentado por energía geotérmica para reducir el consumo de energía.

Los chalets se construyeron sobre la base de un armazón de hormigón, vestido de madera y metal, permitiendo integrar las respuestas a las limitaciones sísmicas. Esta mezcla de materiales realza el diseño de este proyecto con sus acabados de alta gama. Para el arquitecto, “Belles Échappées” ofrece un proyecto singular con un estilo muy personal.

COMPARTIR