Conozca la biblioteca pública que nació a partir de donaciones

Story Pod es una iniciativa público-privada de la alcaldía de Newmarket, Canadá, con la empresa local HollisWealth, que busca promover la inclusión y el intercambio social a través de la lectura.

0

Este pabellón-biblioteca, ubicado en una plaza del centro histórico de Newmarket, Canadá, nació a partir de donaciones. El estudio AKB Architects ofreció su trabajo y la empresa HollisWealth los materiales de construcción. Por su parte, la editorial Scholastic y la biblioteca pública de la ciudad se encargaron de los libros.

Conozca las 5 casas que lo harán querer vivir en Medellín. 

Fotografía: Shai Gil y Bob Gundu, cortesía AKB Architects.

Fotografía: Shai Gil y Bob Gundu, cortesía AKB Architects.

A partir de criterios de economía, facilidad de transporte, eficiencia energética y construcción simple, Story Pod propone un prisma rectangular compacto, de color negro, con una base cuadrada de 2.40 metros de lado por 3 metros de altura. Al estar cerrado, los listones de madera oscura dejan ver los libros apilados. Es un monolito suelto en la plaza que anuncia su contenido y que en las horas nocturnas brilla gracias a un sistema de iluminación LED de bajo consumo, alimentado por paneles solares.

Dos de sus cuatro caras pivotan para abrir el pabellón. Adentro, un revestimiento de madera color natural contrasta con el exterior y genera un ambiente cálido, donde los libros están disponibles para los transeúntes, que pueden tomar uno y llevárselo o dejar otro para alguien más. Las bancas integradas permiten la lectura bajo la sombra de la cubierta.

Gracias a esta estructura, la plaza ha sido utilizada para sesiones públicas de lectura y para visitas de jóvenes estudiantes con sus profesores. La positiva respuesta de la comunidad, donde aumentó la donación de libros, capturó la atención internacional y actualmente estudian la posibilidad de implementar esta iniciativa en Corea del Sur.

Story Pod es un ejemplo de cómo, en ciertas ocasiones, las intervenciones mínimas tienen el potencial de generar un gran impacto, y de cómo la colaboración entre los sectores públicos y privados puede promover el bienestar de una comunidad.

Fotografía: Shai Gil y Bob Gundu, cortesía AKB Architects.

COMPARTIR