Bienvenido a mi sala

Pequeña o grande, abierta o cerrada, clásica, ecléctica, contemporánea o minimalista, la sala es un espacio que conecta todos los espacios de la casa. AXXIS selecciona seis propuestas de diseño completamente diferentes entre sí, que giran en torno a este espacio. ¡Siga y siéntese!   0

1.Una gran sala

Las puertas de los dos ascensores, ubicadas a lado y lado de una pared recubierta con espejo, entregan a la zona social de este apartamento en Barranquilla. Con sus muros y cubierta de corte industrial, esta propuesta de interiorismo realizada por la diseñadora barranquillera Francine Szteinberg está pensada para una pareja, cuyos hijos son independientes, y que disfrutan de tener invitados en su hogar.

Todas las áreas de este apartamento son integradas, y la sala no es la excepción –se comunica tanto con el comedor como con la cocina–. Este ambiente de generosas proporciones está pensado para ser utilizado en reuniones con numerosos invitados, eventos donde normalmente se generan pequeños grupos. Su mobiliario, con tonos habanos y cafés, busca suplir esa necesidad creando acogedores espacios por medio del uso de pufs y de diversas mesas auxiliares.

Fotografía: Iván Ortiz

2.Vetas y reflejos

Un muro de ladrillo a la vista da carácter a esta sala, donde el mobiliario de líneas sencillas y tonos café y beige marcan una propuesta decorativa balanceada y equilibrada. Acá las miradas son dirigidas a las mesas de centro y auxiliar, la cuales se convierten en eje de todo el ambiente tanto por su forma –resaltando su parte inferior– como por sus dimensiones. Pertenecientes a la colección Nébula de la firma Celeste –estudio fundado por los diseñadores colombianos Adriana Álvarez y Giorgio Badalacchi– estas mesas están compuestas por materiales como espejo y mármol. Su nombre hace alusión a las vetas del mármol, las cuales “se asemejan a las formaciones nebulosas de gas y polvo que se generan cuando explota una supernova”, explican sus creadores. A su vez el efecto de los espejos emite sensación de distorsión espacial.

Foto: Johan Beltrán.

3.Contacto natural

Un terreno de 1.1 hectáreas en los alrededores de Medellín ofrece el entorno de helechos y árboles nativos que rodea una casa realizada por el estudio 5 Sólidos y la firma de arquitectura ALH Taller. Pensada como una cabaña en el bosque, esta casa de 200 metros cuadrados –de muros de ladrillo rústico y cubiertas inclinadas con teja tipo shingle– se abre en la zona social, donde la estructura metálica crea una retícula que enmarca la lectura de la naturaleza. La madera de acacia en el cielorraso inclinado y en el piso definen un ambiente sencillo y luminoso que admite la expresión cálida y personal de una decoración a partir de muebles que hacen parte de la historia de los propietarios.

Foto: Carlos Tobón

4. Sala de Familia

Obras de arte, piezas de diseño y antigüedades le dan a esta sala un carácter especial. En el centro, un sofá capitoneado heredado de la abuela de la propietaria, tapizado en un terciopelo borgoña, rompe la monocromía del conjunto. Atrás, una serie de fotografías –en su mayoría en blanco y negro–, objetos personales, dibujos y piezas icónicas y religiosas constituyen la obra Muro de familia, protagonista del espacio. La lámpara Deux bras pivotants, de Serge Mouille, es un elemento moderno, que resalta la tridimensionalidad de la instalación.

El piso de madera, con vetas fuertes y listones anchos, hace juego y a la vez contrasta con las vigas blancas del techo. La mesa de centro, de tapa de vidrio, sirve de plataforma para una obra titulada La Divina Comedia. El encanto de esta propuesta es la infinidad de posibilidades que plantea, donde cada visita se convierte en una oportunidad de descubrimiento, una experiencia diferente, en constante transformación.

Foto: Andrés Valbuena

5. Historia viva

Construida originalmente como morada de comerciantes, esta casa cartagenera vivió durante siglos, al igual que la ciudad, momentos de esplendor y de asedio. En alguna época, muchos años después de haber sido un fastuoso hogar para sus dueños originales, funcionó como sede del hospital de la Cruz Roja. Más adelante ofrecería sus espacios a un inquilinato. Y estando perdida entre los cambios de uso y el descuido que sufrió la Ciudad Amurallada en general, la Unesco declaró al centro histórico de Cartagena de Indias como Patrimonio de la Humanidad e impulsó así el nacimiento de esta nueva historia.

Restaurada por los arquitectos Álvaro Barrera y Gloria Patricia Martínez, la vivienda es una de las pocas construcciones de Cartagena que aún no ha sido fraccionada, manteniendo su estructura de patio y planta cuadrada original. Entre la historia y su momento actual, la vivienda presenta espacios como esta sala, donde el tono lila del cielorraso remata el blanco utilizado en el resto de la estructura. Es un pequeño gesto contemporáneo que entabla un diálogo con el mobiliario de corte clásico y el arte religioso, una combinación perfecta y mesurada para una ciudad como Cartagena.

Foto: Iván Ortiz.

6. Más de 150 años de historia

Construida alrededor de 1845, los muros de esta casa de campo –ubicada a veinte minutos de Cali– expresan la técnica constructiva más común de la época: el bahareque. Siguiendo esta importante línea material, en su restauración el arquitecto bogotano Heinz von Halle optó por desechar todos los que no fuesen así, debido a que eran indicio de adiciones posteriores a la estructura original, y levantar los nuevos utilizando el mismo arte ancestral.

Este salón, pensado para diversos propósitos, está concebido bajo la misma premisa de la arquitectura, una combinación de objetos existentes recuperados, complementados con piezas nuevas. Destacan los chaise longue LC4, diseño de 1928 del arquitecto suizo Le Corbusier junto a Charlotte Perriand y Pierre Jeanneret, un elemento clásico y atemporal. El interiorismo, que cuenta con unas pesadas cortinas rojas para separar los espacios, le otorga a esta casa un aire fresco, lúdico y distendido, perfecto para disfrutar los días soleados.

Foto: Andrés Valbuena

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR