Carolina Puerto

Hace más de diez años un amigo cercano confió en su buen gusto para que decorara su apartamento, hoy, después de haber participado en alrededor de cuarenta proyectos, se ha convertido en una asesora de confianza para sus clientes en temas de acabados arquitectónicos, mobiliario y decoración. 0

Administradora de empresas de profesión, Carolina Puerto divide su tiempo entre su trabajo y su pasión. El primero consiste en administrar Automundial, empresa familiar dedicada al reencauche y distribución de llantas; el segundo es el diseño interior.

Para esta entusiasta del diseño, lo más enriquecedor de su trabajo es la relación que establece con sus clientes. Conocer la manera en que viven, sus gustos, sus inclinaciones y hasta caprichos para generar ambientes cargados de intenciones que se materializan desde la subjetividad de quienes los habitan. Hacer parte, por un momento, de la intimidad de otra persona, es una manera de encontrar la forma específica de intervenir en cada situación.

Los dueños de este apartamento querían vender la propiedad para mudarse. Junto con el arquitecto Miguel Soto, Carolina consiguió hacer una adecuación del espacio para darle un segundo aliento, logrando convencer a sus habitantes de quedarse. Predomina el uso del cuero y del color taupé en las superficies de la carpintería y en el mobiliario, esto imprime al proyecto una atmósfera serena.

La importante colección de arte de los propietarios es el centro de todo, desde la habitación principal hasta la escalera, pasando por el baño, que se concibe como un ambiente social, casi como un pequeño salón donde agua y obras conviven.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR