Este anuncio se cerrara en 5

Suspendida en el aire

Una construcción de espacios abiertos, con un patio que articula todos los ambientes, ventilación cruzada y una piscina que parece desvanecerse entre la vegetación, así es esta casa de descanso. 0

Seis meses trabajaron la arquitecta Camila Quijano y su equipo en el diseño de esta vivienda de recreo localizada a dos horas de Bogotá, en un clima cálido templado. La topografía del lote tuvo un papel decisivo en su obra: se trata de un predio inclinado y con visuales privilegiadas. Justamente, el diseño de la casa se inspiró en la panorámica que se quería lograr, obteniendo así el mejor ángulo en el sur; allí están los espacios sociales y la alcoba principal, que se orientaron sin la incidencia directa de luz natural, así que son ambientes frescos.

Los espacios de la vivienda son abiertos y para generar una ventilación cruzada existe una gran ventana entre el patio interior y la zona social. Esta última se desarrolla en un nivel intermedio ya que la alcoba principal se encuentra medio piso arriba y las otras cuatros habitaciones están medio piso abajo al igual que el patio, que se despliega como el espacio articulador y organizador de la construcción lo que lo convierte en el área arquitectónica más importante de la casa.

Su elemento diferenciador es el corte de la vivienda en la piscina, que la hace parecer suspendida, por lo que da la sensación de ser una “casa en el aire”. Diseñada en forma de “L”, la piscina es perpendicular a la zona social con un sin fin que se funde con un árbol en primer plano y la vista del cañón de fondo. El azul de la piscina contrasta con el resto de la casa, que tiene colores y materiales muy equilibrados, como el gris del piso de cemento, el beige en los baños y la madera y el blanco de los muros.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR