Así cambiará nuestra casa después del COVID-19

Dormitorios o living rooms adecuados para ser multifuncionales, luz natural que entra a través de terrazas cargadas de plantas y purificadores de aire, serán algunos de los protagonistas de nuestras futuras casas. 0

El confinamiento está haciendo que nuestra perspectiva de la vida esté cambiado.Y aunque China sea el único país que hasta ahora está descubriendo qué nos espera afuera -luego de estar más de 76 días en cuarentena-, ya es un hecho que para todos el mundo tendrá un antes y un después de la pandemia. 

Arquitectos y urbanistas ya han elevado sus apuestas y hecho predicciones sobre cómo el interiorismo, los espacios públicos y hasta los lobby de hoteles evolucionarán para siempre. Sin embargo, estar tanto tiempo casa nos ha hecho reevaluar las carencias o falencias de nuestro espacio personal, si este está adecuado para pasar largos periodos en él inclusive hasta el punto de pensar en querer re-decorarlo o remodelarlo por si en un futuro, el confinamiento vuelve a hacer parte de nuestra vida. 

Las interioristas y arquitectas Belén Moneo y Paloma Cañizares aseguraron en una entrevista para AD España, que cada parte de nuestra casa será multifuncional y versátil. Si estábamos acostumbrados a que nuestro dormitorio cumpliera solo esa función, lo modificaremos convirtiéndolo además de un espacio para dormir y trabajar e inclusive servirá para realizar algún deporte. Además de esto añadieron que los biombos serán los encargados de brindarle una mejor distribución o función temporal a otro tipo de espacios como living rooms o comedores, los favoritos de muchos para hacer home office. 

Otra de las ideas destacadas por Moneo y Cañizares es la importancia de la luz natural y la futura valorización de balcones o terrazas dentro de las viviendas. La iluminación y todo aquello que siempre pasó desapercibido como extractores de cocina y acondicionadores que purificaran el aire en cada lugar. 

El interiorismo también será el encargado de que los espacios sean más productivos o inclusive, que reduzcan los niveles de estrés. Los espacios pequeños serán adecuados para que se vean más grandes, el blanco será protagonista de las tendencias decorativas y las plantas serán nuestras fieles aliadas para sentirnos más cerca de la naturaleza en nuestro hogar.  

Lea aquí cómo cambiarán la arquitectura y el urbanismo después del COVID-19.

 

COMPARTIR