Cómo transformar un barrio tradicional de casas unifamiliares

La firma de arquitectura yh2 propone una alternativa innovadora y bastante sofisticada para aquellos que están cansados de vivir entre un modelo residencial que apila una casa sobre otra. 0

Inicialmente, el estudio de arquitectura yh2 creó la Maison Tour, una combinación de hogar y estudio organizada en torno a un patio interior con una casa vertical de tres pisos y un taller en un antiguo garaje en la parte posterior del patio.

Ahora se animaron a transformar el lugar usando el edificio existente en la parte posterior del patio y crearon un nuevo espacio, la Maison Atelier yh2, independiente de la Maison Tour original.

La nueva Maison Atelier incluye las oficinas yh2 en la planta baja y una nueva vivienda en los pisos superiores.

Accediendo directamente desde la calle, el estudio de arquitectura yh2 está ubicado en la planta baja de la nueva estructura, en dos espacios minimalistas con pisos de concreto blanco, paneles de caoba y muebles en acero patinado y en bruto.

Sobre el estudio, pero con su propia entrada a la calle, la vivienda en la nueva Maison Atelier yh2 ocupa los dos pisos superiores del edificio.

El segundo piso, completamente separado de la oficina, incluye los dormitorios y la sala de estar. La composición de este acogedor retiro se centra en el generoso uso de materiales naturales: pisos de madera marrón, paredes de madera clara y acero. En el tercer piso, los espacios de vida cuentan con amplias vistas del paisaje urbano gracias a los grandes ventanales en tres lados. Para compensar la orientación norte de la fachada principal, hay un ático grande, acristalado, orientado al suroeste en el techo, que proporciona una iluminación superior excepcional en todo el piso superior.

Dentro de este espacio bien iluminado, el salón / comedor de un lado y la cocina del otro están abiertos el uno al otro, pero separados visualmente por un gran muro de concreto crudo. Esta pared / escalera cruza la casa en todos los niveles, desde la planta baja hasta el patio de la azotea. Sirve como columna vertebral para el edificio, así como un pasaje vertical que lleva la luz desde el ático a lo largo de una ruta tortuosa hasta las tres plantas.

En el techo, se puede acceder a dos patios desde el ático, que complementan los espacios interiores y brindan un espacio exterior de alta calidad, a la vez privado y abierto a la ciudad.

Las estructuras pareadas presentan un nuevo modelo residencial urbano, una alternativa al complejo tradicional de Montreal, en Canadá, en el que las viviendas se apilan unas sobre otras, lo que genera problemas de ruido crónico. Las dos casas verticales organizadas alrededor del arce centenario son un oasis verde en el corazón del vecindario, a pesar de su carácter de alta densidad. Estas son casas unifamiliares espaciosas con la privacidad que exigen las familias y un grupo de viviendas que brindan la alta densidad necesaria para satisfacer las necesidades urbanas del siglo XXI.

//revistaaxxis.com.co

 

COMPARTIR