Obsesión por el diseño

El diseño y el arte de la restauración llegaron casi que por accidente a la vida de Herney Gallego y Juan Nieto. Uno caldense y el otro bogotano, son los responsables de traer el diseño mid-century a la Bogotá de la segunda década del siglo XXI. Conozca la historia de Dessvan. 0

Desde hace un poco más de 5 años apareció un espacio diminuto en la Calle de los Anticuarios, en la cuidad de Bogotá, Colombia, un lugar dónde se rescataban, restauraban y modernizaban piezas originales representativas de las décadas de los 50, 60 y 70. Ahí nació Dessvan, un espacio experimental, dedicado a la rehabilitación de piezas originales de diseño en vía de extinción.

Aunque en la actualidad no parezca algo tan innovador, si lo fue hace 12 años cuando, Gallego administrador de empresas y quién trabajaba como asistente, los días sábados, en uno de los lugares de más tradición de la Calle de los Anticuarios, encontró un vacío en el mercado bogotano de antigüedades. Las piezas no se restauraban, era tarea del que decidiera adquirirlas, el devolverles el brillo que alguna vez tuvieron.

Con esta idea en mente y sabiendo que apostarle a la restauración le llevaría tiempo y un dinero extra, Gallego trajo a bordo a Nieto (ingeniero de sistemas) con quien compartía una obsesión por el diseño. Juntos y poco a poco, fueron creciendo al mismo tiempo que la marca, que ahora tiene el privilegio de exhibir sus hallazgos en un casa de conservación patrimonial de 90 metros cuadrados y estilo ingles, en la misma Calle de Los Anticuarios que años atrás los recibiera con las manos vacías.

Uno de los secretos que han hecho de Dessvan, una marca de exquisita factura es el haber recuperado a los artesanos que durante los años 80 trabaron para el decorador William Piedrahita y formar equipo con ellos. Este tipo de detalles los han diferenciado de las reproducciones contemporáneas de diseños inspirados en la década de los 50.

Su casa, es un laboratorio en camino a convertirse en museo de piezas de colección que van rotando entre el almacén, las cuatro bodegas y los dos apartamentos que utilizan como cómplices de su mayor hobby: ¡comprar!.

Entre los dos viven en la búsqueda constante de piezas únicas, y así como están enfocados en el diseño que ya se hizo, no se desconectan de las tendencias contemporáneas gracias a que muchos de sus clientes les piden tapicerías y acabados menos audaces que las que ellos quisieran desde un principio.

 

AXXIS estuvo en su tienda y les hizo un zoom al diseñador:

Épocas predilectas del diseño: Gallego: años 60 y Nieto años 70.

Materiales por excelencia: bronce, maderas, la hojilla de oro y el terciopelo.

¿Y los que ni por accidente? Las imitaciones de mal gusto y la mampostería, ésta última, refleja falta de personalidad y limita las opciones de un espacio.

Son fans de: Joe Colombo, Gio Ponti, Hans Wegner y los Hermanos Márquez y Leopoldo Díaz (colombianos).

¿Comparten hobbies? comprar muebles y caminar por barrios de conservación como Teusaquillo y Quinta Camacho en donde se convierten en voyeurs del interiorismo, sobre todo en las noches, el mejor momento para ver la iluminación.

¿El mayor descubrimiento de sus viajes? Granada, La Alambra y en Madrid el barrio de las letras.

¿Y por venir? Chicago y Milán durante el Salón Del Móbile.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR