DISEÑADOR DE USOS OPUESTOS

Con una visión clara y pragmática el diseñador español Tomás Alonso creó su propia línea de accesorios y objetos y se ganó un espacio en el competido mundo del diseño de mobiliario contemporáneo. Su obra es funcional y expresiva. 0

Este joven talento nacido en Vigo, España en 1974 decidió viajar a los 19 años atraído por las tendencias y los diseños de otros países. Durante una década estudió y trabajó en Estados Unidos, Italia y Australia antes de radicarse definitivamente en Londres donde perfeccionó su estilo en el Royal College of Art. Una vez graduado, estableció OKAY studio, un colectivo de diseñadores desde donde trabaja y  crea sus piezas y proyectos.

Alonso, al que lo definen como un slow designer, es considerado como uno de los grandes diseñadores de los tiempos modernos. Su curiosidad por unir materiales  como la madera y el acero (recurrentes en su trabajo) y darles funciones opuestas hace que sus creaciones sean completamente novedosas y son una garantía del sello del autor. Es así como algunas de sus series de mesas y sillas en tubos de acero doblado y lacado, y madera, se conectan para formar una sola pieza fluida y armónica como lo evidencia su colección V&A, una edición limitada y diseñada para la galería Nextlevel en París que se llamó Variaciones de un tubo. Una muestra que pone de manifiesto el ingenio de Alonso para transformar el acero en un material flexible, suave y colorido.

El valor de lo funcional

Con sus formas lineales y claras también busca darle valor al aspecto funcional que tiene cada una de sus creaciones, resaltando las bondades de sus materiales como lo puntualiza la diseñadora Cristina Miglio: “Las cualidades estéticas simples de sus objetos revelan el potencial expresivo de cada material, que es también su principal fuente de inspiración logrando que sus productos sean universales y transgeneracionales”.

Desde pequeños objetos hechos en metal hasta proyectos de interiorismo para la marca de zapatos Camper componen la extensa obra de Alonso, hecha con todo el cuidado y la dedicación de un artesano. Su proyecto para la tienda Camper, en la ciudad de Glasgow reúne tres elementos básicos: las baldosas en cerámica de las paredes formando patrones geométricos visualmente llamativos; el mobiliario producido en acero blanco y roble del mismo color y las lámparas hechas a mano en cerámica y diseñadas exclusivamente para este proyecto. También ha diseñado para marcas como Maxdesign y Italesse. Definitivamente el éxito de Alonso recae en su capacidad de darle un orden diferente a las cosas donde una visión de la estética propia, clara, divertida, flexible y amigable se convierten en las herramientas ideales para sorprender.

COMPARTIR