Diseño a la vista

En este apartamento tanto materiales como el sistema de iluminación están expuestos. Aquí demuestran que no hay que ocultar elementos para lograr una propuesta decorativa impactante.

0

Todos los proyectos nacen de entender su contexto, cuál es la identidad del lugar. Independientemente del presupuesto”. Con esta frase comienza nuestra conversación con el arquitecto bogotano Ernesto Lafaurie, que junto con el interiorista Daniel Lafaurie –su primo– creó en 2012 la firma Colette Studio, responsable del diseño interior de este apartamento en Soledad, Atlántico.

Con esta vivienda de 42 metros cuadrados, arquitecto e interiorista pretenden demostrar que por más reducido que sea un presupuesto, si se toman las decisiones correctas es posible lograr hogares impactantes y cálidos, esos en los que los visitantes siempre están con una sonrisa. “Nos gusta trabajar los materiales de la manera más franca posible, no maquillamos las cosas. Vamos y reconocemos los apartamentos en su estado de entrega, que es en obra gris, ese constituye el punto de partida para pensar cuáles son las posibilidades del diseño”.

En esta propuesta quizá lo más importante fue no “maquillar” la estructura tapando algo tan impactante como el concreto. Por el contrario, lo que buscaban era destacarlo. “En este caso el concreto era muy interesante. Nosotros nos matamos por hacer superficies de ese material donde no existen. Además, no creemos en la idea de que lo terminado es blanco y estuco, ese tipo de construcción es colectiva, general, y nos gusta ir un poco en contra de ella”.

Para este apartamento los diseñadores sellaron el concreto –que en su esencia es poroso, por eso suelta polvo cuando se toca– con un producto llamado Acronal, “que cuesta 14.000 pesos el cuarto. Es muchísimo más económico que estucar y pintar, y su resultado es mucho más imponente”.

Así, el dinero que ahorraron al no cubrir varias de las paredes lo invirtieron en un elemento que es fundamental para crear ambientes cálidos: la iluminación. “Exageramos todo el sistema lumínico para transformarlo en algo relevante. Dependiendo del uso aparecen puntos específicos como la lámpara que se descuelga sobre el comedor. Además, pusimos dimerizadores –que permiten graduar la intensidad de la luz– en la zona social, los cuartos y el hall de alcobas. Queríamos demostrar que no está mal que las cosas estén a la vista, uno puede desarrollar proyectos a partir de esas connotaciones”.

A nivel espacial no modificaron demasiado debido a que todo estaba fundido en concreto, “tratamos de enfatizar la volumetría de la arquitectura”. Esto es evidente en la cocina, donde luego de pasar el pórtico gris de la zona social, la persona se encuentra con unos muros compuestos por un zócalo enchapado –faja de la parte inferior de las paredes– y una cenefa pintada de color salmón, estrategia que se repite en el baño y en la zona de ropas. Este sencillo cambio de materiales permite que los ambientes se perciban integrados e independientes a la vez.

En cuanto al color, el tono salmón lo replican en una pared de la sala y en parte del hall de habitaciones. No obstante, para lograrlo emplearon una técnica tradicional de la costa, lugar donde está ubicado el proyecto. “No es pintura acrílica, usamos una que se crea con cemento, cal y minerales de colores sobre el pañete, lo que le confiere textura. Se trata de un proceso muy artesanal”.

Los tres cuartos comparten una misma propuesta funcional de mobiliario: la mesa de noche está hecha con bloques de concreto, una tabla de madera sirve de repisa para poner diversos objetos decorativos, y en vez de hacer un complejo clóset crearon uno con elementos como bloques, tablas de pino y tubería de hierro. Este último diseño permite ajustarlo a las necesidades del usuario.

Debido a que el apartamento está ubicado en un municipio de clima cálido, eligieron un piso de granito prefabricado en tabletas que genera un ambiente mucho más fresco y, además, tiene una agradable textura y buena vejez. El interiorismo de esta vivienda no teme a dejar los elementos expuestos –en especial sus materiales– para crear una propuesta honesta llena de carácter y personalidad.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR