Anton Lorenz: de la vanguardia a la industria

Por Fuente: Vitra
/
Febrero
26 - 2019
El museo de Diseño de Vitra celebra el centenario de la Bauhaus con una exposición sobre el empresario y diseñador Anton Lorenz en el Vitra Schaudepot. Como una figura clave en el surgimiento de los muebles modernos de acero tubular, la importancia de Lorenz se deriva no solo de sus diseños de muebles, sino también de sus invenciones patentadas y sus exitosos proyectos empresariales.

El espectáculo abarca muebles de diseñadores tan legendarios como Marcel Breuer, Mart Stam y Ludwig Mies van der Rohe, además de objetos y documentos del patrimonio de Anton Lorenz. Como prácticamente ningún otro material, el acero tubular representaba ideales vanguardistas de la Bauhaus, como la búsqueda de una “estética mecánica” y soluciones estructurales radicalmente nuevas, que culminaron en la famosa silla en voladizo. En 1925, Marcel Breuer se convirtió en el primer diseñador en construir muebles de acero tubular, un paso que revolucionaría la vida moderna. A finales de la década de 1920, había surgido una nueva industria que hacía que los nuevos muebles de acero tubular fueran accesibles a un mercado de consumidores en constante crecimiento.

Mini bar.(1930/31)
Foto:Jürgen Hans

Como uno de los primeros en reconocer el potencial de este nuevo tipo de muebles, Anton Lorenz desempeñó un papel clave en estos desarrollos y trabajó para varios fabricantes prominentes, incluidos Standard Möbel, Desta y Thonet. Lorenz también demostró ser tan hábil en la obtención de patentes y fundar negocios que pronto se ganó la reputación de ser “la eminencia gris” de los muebles de acero tubular, contribuyendo al éxito de este nuevo género con una red global de empresas y contactos. Además de sus actividades como diseñador y gerente de negocios, Lorenz ya había comenzado a explorar los aspectos ergonómicos de los asientos y los muebles reclinables a finales de los años veinte. En 1939, emigró a los Estados Unidos y estableció una nueva tipología de muebles que resultó igualmente exitosa: el sillón reclinable ajustable, que aún ocupa un lugar central en muchas de las salas de estar de hoy.

Anton Lorenz

En los Estados Unidos, Lorenz volvió a colaborar con muchas empresas y se benefició del creciente interés en muebles cómodos e informales que reflejaban la creciente presencia de la televisión y los ideales de la “vida perezosa”. El “BarcaLounger” (1940) de Lorenz fue un ejemplo fundamental de este género, convirtiéndose en uno de los productos más exitosos en la historia del diseño de muebles en Estados Unidos. El patrimonio de archivos de Anton Lorenz ingresó a las pertenencias del Museo de Diseño de Vitra en 1989. Ahora, por primera vez, el museo presenta importantes documentos de esta colección en la exposición “Anton Lorenz: de vanguardia a la industria”. Complementado con diseños de muebles de numerosos protagonistas de la era Bauhaus y piezas del propio Lorenz, esta exhibición ofrece una mirada fascinante detrás de las escenas de diseño vanguardista.

Silla Ludwig Mies van der Rohe. (1927)
Foto:Jürgen Hans

Queda claro que el avance de los muebles modernos no se debió únicamente a diseños ingeniosos. Igualmente, importantes fueron las empresas, los casos legales, las patentes, los métodos de fabricación y los innovadores como Anton Lorenz, que fusionaron todos estos aspectos para llevar las ideas de la vanguardia a la mayor cantidad de personas posible. La exhibición estará abierta hasta el 19 de mayo de 2019 en la las instalaciones del museo en Weil am Rhein, Alemania.

Vea tambien: La política del diseño: Victor Papanek en el museo de Vitra

1931

//revistaaxxis.com.co

  • Send this to a friend