Pintar lo puede llevar a tener una vida mejor, aquí le contamos por qué

Por Revista AXXIS
/
Octubre
21 - 2020

Pintuco presenta sus tendencias para 2021. En un mundo en constante transformación, nada mejor que cambiar los colores de las paredes para tener un hogar armónico.

Estas cuatro tendencias, que pueden mezclarse entre sí, les permiten a las personas apropiarse de los espacios, transmitir sus emociones a través del color y reflejar su estilo sin temor. En un mundo tan cambiante, nada mejor que adaptarse con personalidad.

Como todos los años, la compañía colombiana Pintuco presenta sus tendencias de color, una completa guía para que las personas transformen sus hogares con color, sin tener que incurrir en complejas obras que implican mucho tiempo y amplios presupuestos. En esta oportunidad son cuatro corrientes, agrupadas por temáticas, que inspiran para tener una casa más armónica en 2021. “Hoy sabemos, por experiencia, que nuestra casa puede ser el lugar de trabajo, diversión, estudio, recogimiento y reuniones sociales. Si bien aumentar los metros cuadrados no es una opción, ambientar las diferentes áreas según su uso y la necesidad de quienes habitamos ese espacio puede ser una buena alternativa”, explican desde la firma. Apoyados en sus 75 años de experiencia y luego de una ardua investigación –realizada junto con expertos internacionales–, Pintuco presenta cuatro tendencias muy marcadas para 2021:

Esencia romántica.

El romanticismo es la expresión de la esencia individual. Esta tendencia nos presenta colores violeta y azules que generan espacios con un toque clásico por la elegancia que proyecta. Apunta al deseo de compartir con los seres queridos. Esta paleta utiliza tonos que se oponen para resaltar los elementos de decoración favoritos, agregándole al ambiente luminosidad y brillo.

Vea tambien: Arkos Sistemas Arquitectónicos celebra sus 30 años

Renovación natural.

Los colores que le dan vida a esta tendencia son tonos de la naturaleza que transmiten frescura y tranquilidad, como el verde y el beige, y la calidez propia de los terracota, matizados con grises. Se trata de una paleta de neutros, cálidos y profundos, que brindan la posibilidad de conectar los espacios con nuestro interior.

Entorno nativo.

Nos recuerda el mar, la arena, las dunas y el cielo. Aquí los azules se mezclan con los cafés y naranja, mientras el gris sigue siendo una opción de contraste que puede brindar tranquilidad o dar mayor dramatismo. Así, al combinar estos tonos con piezas cargadas de historia y significado, el ambiente adquiere una identidad propia, nos conecta con las raíces de la tierra.

Vea tambien: Este apartamento utiliza un gran jardín vertical para revitalizar sus áreas

Consciencia activista.

Acá, la experimentación de colores se hace mucho más visible en tanto que los espacios cobran vida dada la intensidad creativa. Invitan a atreverse para darles un ambiente divertido a las paredes. Se trata de tonos urbanos que hablan de modernidad, mientras imprimen calidez e identidad. La libertad de expresión y la rebeldía son sus principales elementos.