El gran patio de porcelana

Después de varios años de espera y tras un celoso silencio, la nueva extensión del Museo Victoria and Albert, en Londres, abrió sus puertas al público. 0

El proyecto fue comisionado a la arquitecta británica Amanda Levete, cabeza de la firma AL_A. Esta es la intervención arquitectónica más grande en el recinto en más de cien añosPara esta comisión, Levete interpretó los principios de los fundadores del museo en su visión arquitectónica: hacer que obras de arte y de diseño estén al alcance de todos, como fuente de inspiración hoy y siempre.

El proyecto consta de una plaza pública y un acceso desde el Exhibition Road, que comunica al V&A con el Museo de la Ciencia y el Museo de Historia Natural. Bajo esta plaza, AL_A plantea una nueva sala de exposiciones destinada a muestras temporales. El reto de los arquitectos fue ajustar esta zona con los ingresos de los edificios existentes, haciendo que el flujo del tráfico se sienta natural y continuo.

El espacio de la plaza principal, conocido como Sackler Courtyard, es el primer patio público en el mundo construido en porcelana. Consta de más de 11.000 azulejos hechos a mano, inspirados en la rica tradición de la cerámica. Este nuevo ambiente incluye también una cafetería con mobiliario diseñado especialmente por AL_A y fabricado por la firma Moroso.

Levete y el equipo del museo hicieron énfasis en los detalles arquitectónicos. Por ejemplo, la mampostería de las columnas de acceso conserva el daño que la Segunda Guerra Mundial infligió al centro, que se refleja también en once juegos de nuevas puertas de metal, diseñadas por AL_A. Estas fueron fabricadas con un patrón de perforaciones que sigue la huella del daño de la metralla en la piedra.

La planta baja esconde sus propios secretos. Un atrevido desafío de ingeniería y construcción hace posible ver las columnas y vigas de soporte –pintadas de rojo–, que literalmente sostienen el peso de la historia y las inestimables colecciones del museo.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR