El gran salón

Durante seis días Milán se transformó en la capital mundial del diseño gracias al célebre Salone del Mobile, un evento que ha crecido de manera exponencial desde sus inicios en la década de 1960. Aquí los favoritos de AXXIS.

0

El programa incluyó cuatro eventos especializados e instalaciones comisionadas por las más conocidas marcas de muebles y accesorios. En su edición número 57, el Salone del Mobile comprendió las ferias Salone Internazionale del Mobile, el Salón Internacional del Artículo Complementario para la Decoración, EuroCucina y el Salón Internacional del Baño. Además de una sección bautizada SaloneSatellite, dedicada al trabajo de diseñadores y talentos jóvenes.

En los dos primeros hubo numerosos proyectos y variados recorridos con un tema en común: el diseño sartorial o “a la medida”, para responder a las necesidades específicas que plantea cada cliente. Así, la casa italiana Missoni presentó su línea textil basada en Oriente y, en especial, en el calendario chino. En sus diferentes propuestas reinterpretó los 12 animales que componen el conocido calendario con modernos patrones, ricos en color y diseño gráfico. Por su parte, la marca de muebles Cappellini sorprendió al público con un pabellón inspirado en la obras del artista conceptual neoyorquino Dan Flavin y del pintor italo-argentino Lucio Fontana para exhibir sus creaciones más experimentales.

La firma Edra mostró al público su colección 2018 con diseños excéntricos y muebles hechos a mano con procesos y materiales de lujo, como sus sillas con iluminación propia. Otro estand destacado por su inusual visión fue el de la compañía italiana Adrenalina, con “Lost in Nature”, una propuesta atrevida que combina materiales de última tecnología con patrones y colores vivos inspirados en formas naturales.

Por su parte, la firma italiana Billiani diseñó un pabellón con muebles monocromáticos y paredes de tonos pastel bajo el tema “ligero, mágico, elegante, simple”. Su espacio llamó la atención por poner el mobiliario sobre el techo de varios módulos circulares destinados a lugares de reunión.

En el área de iluminación, uno de los pabellones más innovadores fue el de Dreamlux, compañía especializada en el uso de fibra óptica. Empleando materiales lujosos y procesos de última tecnología, creó tapices con fibras que reaccionan a la luz; además, objetos como una lámpara con forma de medusa de varios metros de alto. Desde aplicaciones en el mundo de la moda, pasando por cortinas y tapices, hasta luminarias, estos textiles de fibra óptica dan una mirada al futuro.

El SaloneSatellite presentó talentos jóvenes con propuestas que mezclan las nuevas tecnologías y las tradiciones artesanales. Su desafío consistió en imaginar cuál será la forma del diseño del mañana, e intuir la manera en que las próximas generaciones plasmarán un equilibrio entre la producción industrial y el medioambiente. Este año la selección se enfocó en el sur del mundo, gracias a la exposición multimedia Africa & Latin America Rising Design.

La curaduría del área de América Latina estuvo a cargo de los diseñadores brasileños Fernando y Humberto Campana. “Como se sabe desde hace mucho, hay una efervescencia grande en los países de Latinoamérica que, con Brasil a la cabeza, están emergiendo cada vez más”, afirma Marva Griffin Wilshire, fundadora y comisaria del SaloneSatellite.

La lista de diseñadores invitados incluyó a 18 latinoamericanos. Por Colombia estuvieron presentes Alexandra Agudelo, Frontis 3D, Hechizoo y Tu Taller Design. Ellos compartieron mundial. Además de los salones en el recinto ferial, también realizaron el célebre FuoriSalone, un ambicioso cronograma de muestras de diseño y exposiciones en diferentes áreas de la metrópoli, desde el conocido Brera Design District y la semana del diseño de Tortona, hasta programas más jóvenes como Ventura Futures, en el sector del mismo nombre.

La prestigiosa galería Nilufar, en el centro de la ciudad, presentó una extensa exhibición en su bodega, enfocada en el diseño de mobiliario y de iluminación brasilero, con decenas de ejemplares de los grandes maestros de ese país, desde los años cincuenta hasta épocas más actuales.

Asimismo, Sé, la casa británica de mobiliario e iluminación, exhibió una colección de Ini Archibong en el legendario Spazio Rossana Orlandi. El joven diseñador africano es conocido por sus propuestas en las cuales las formas orgánicas y materiales exóticos son combinados con fabricación de alta tecnología y utilización de cerámica industrial.

El Salone 2018 también estuvo presente en el espacio público de Milán. En el corazón de la ciudad, más específicamente en la Plaza de la Catedral frente al Palacio Real, la feria abrió una exposición temporal titulada Living Nature. La natura dell’abitare, la cual desarrolló junto con el estudio internacional de diseño e innovación del arquitecto italiano Carlo Ratti.

Living Nature es un laboratorio único en su género, combina diseño, ingeniería y botánica para mostrar lo más reciente del diseño ecológico y sostenible. La experiencia se centra en diferentes proyectos a lo largo de cuatro zonas: invierno, primavera, verano y otoño. Cada estación se transforma en una buena ocasión para apreciar colores y escenarios especiales, desde el blanco del manto de nieve invernal hasta los tenues matices de la primavera, pasando por los intensos tonos del verano, y el amarillo y el naranja otoñales.

Este año el certamen superó las marcas de asistencia, con casi medio millón de personas provenientes de todo el mundo durante los seis días de feria. “Fijándonos en los miles de personas que llenan los pabellones todos los días, resulta fácil comprender que el Salone del Mobile Milano no es una simple feria, es una experiencia global y una emoción que atrae a empresas, creativos, expertos en comunicación y profesionales de todo el mundo”, concluye Claudio Luti, presidente del Salone del Mobile.

 

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR