El gris es el nuevo beige

Un color que entró tímido y silencioso en nuestros hogares y que poco a poco, se fue apoderando de los: electrodomésticos, paredes, mobiliario, accesorios y, sobre todo, de las alfombras y tapetes. Atrás quedaron esos tonos beige que protagonizaron otras décadas. 0

Las tendencias, aunque hoy en día se sientan pasajeras y veloces, son reflejos de cómo los seres humanos queremos vivir. Por esta razón, cuando una de éstas dura mucho más que una “temporada” significa que la hemos adoptado en nuestro día a día. Tras la última edición de una de las ferias textiles más relevantes del mundo: Heimtextil, en AXXIS sentimos curiosidad por saber cómo las tendencias internacionales se adaptan al mercado nacional colombiano y latino. Para esto hablamos con Luís Felipe Calderón de Tejidos Lav quien visitó la feria el pasado enero en Frankfurt, Alemania. Este experto, nos contó cómo las texturas, diseños y colores convivirán con nosotros este año.

Tapete space de Tejidos Lav.

¿Cuál es la macro tendencia en este momento?

Definitivamente el gris y todas sus posibilidades. Esta es una tendencia que ya lleva vigente varios años gracias a la influencia escandinava en decoración y estilo de vida. La ventaja que tiene la escala de tonos grises, es que sirve como una especie de “lienzo en blanco” tanto para utilizar de base o un acento de color. El gris abre la opción de personalizar un espacio.

¿Y en Colombia el gris es un color que pega?

Sí, hace veinte años no vendíamos un tapete gris, hoy en día es el color más pedido, el gris es el nuevo beige, incluso a veces lo llaman “greige”. Sin embargo, la cultura latina es muy cercana al color y para estos casos, siempre está la opción de mezclar algún color muy fuerte con el gris. De esta manera se satisface esta necesidad de color vibrante con un gris de fondo. Todo esto es funcional en la medida que se sepa utilizar de la mano de otro elemento clave dentro de las nuevas tendencias, y es la altura que se maneje en los tapetes ya que esto también ha variado últimamente.

Cuéntenos más…

Hace dos años la moda eran los tapetes altos, de fibras largas y con brillo. Ahora se busca todo lo contrario. Tapetes planos que sean de, o simulen fibras naturales como el yute, por ejemplo, y que tengan una mezcla entre fibras de brillo medio y mate.

Los dhurries son tapetes planos, tejidos a mano en lana por artesanos en La India.

Fibras naturales o sintéticas ¿cuál es la mejor opción?

Las dos. Esta elección depende directamente del estilo de vida que tenga cada uno. Si se es cercano al tema artesanal y naturista, los dhurries, por ejemplo, funcionan perfecto. Son tejidos a mano en lana por artesanos en La India y ofrecen diseños contemporáneos ideales para espacios eclécticos. Son tapetes planos, los cuales generalmente, llevan diseños geométricos en colores llamativos, pero que, al ser tejidos en un material mate como la lana, siempre tendrán un tono “apagado” en comparación con una fibra sintética. Por otro lado, las fibras sintéticas, son fáciles de limpiar, duran más y su color se mantiene.

Tapete space de Tejidos Lav.

Y entonces ¿el beige quedó en el pasado?

No, más bien se camufló. El beige es un tono tierra, así como el taupe. Esta característica rescata estos tonos del olvido al relacionarlos directamente con la naturaleza, otra macro tendencia muy vigente en esta época. Los seres humanos actuales, buscan a través de las texturas contactarse con la realidad. Por esta razón, los diseños que sepan jugar con lo sensorial sin ser invasivos, suelen ser los más exitosos. Yo siempre he dicho que los tapetes entran por los ojos, se compran con las manos y se disfrutan con los pies.

Tapete space de Tejidos Lav.

//revistaaxxis.com.co

 

COMPARTIR