Ideas para renovar el baño

En medio de la acelerada rutina diaria, no hay un lugar de la casa que brinde tantos beneficios como el baño: allí encontramos lo necesario para despedirnos de lo que nos aqueja. Salir renovados del baño no es el resultado de una fórmula donde se reúnen lavamanos, inodoro y ducha. Hay que tener en cuenta elementos y detalles, el espacio, la luz y otros factores que hacen la magia.. 0

Es probable que la primera imagen en la mente al hablar sobre un baño sea la de un espacio esencialmente funcional, cuyos requerimientos principales son la comodidad, la pulcritud y la higiene. No siempre fue así. Originalmente, incluso antes de la época de los griegos, se veía como un lugar de carácter casi religioso, donde la relación entre el ser humano y el agua, la limpieza y la purificación le daban un halo sagrado. Los romanos, con sus termas y baños públicos le otorgaron un carácter social y político importante, y con la invención del jabón su uso principal se convirtió a la higiene personal.

El baño contemporáneo, heredero de esta larga historia, debe responder a tales funciones. Tiene que ser cómodo, pulcro y fácil de usar, pero a la vez debe inspirar, generar un ambiente para regocijarse con la presencia del agua y ofrecer una sensación de bienestar y gozo. “El baño suele ser un espacio que se esconde, cuando en realidad es el lugar más importante de la casa. En él se comparte, se vive, se disfruta…”, comenta el arquitecto independiente Andrés Juan Hernández, en referencia al carácter hedonista y social que puede llegar a adquirir cuando es adecuadamente diseñado.

En el caso de los baños principales y de habitaciones, utilizados a diario y por periodos significativos, es importante procurar espacios amplios, fluidos y, de ser posible, con acceso a luz y ventilación natural. Cada vez más este ambiente se integra con los “vestieres” e, incluso, directamente con las alcobas para eliminar las barreras, facilitar su iluminación y generar una mejor integración entre las áreas.

En términos de materiales, las soluciones de enchape para estos baños varían de manera significativa, en gran medida gracias la amplia oferta y a las texturas disponibles. La evolución del porcelanato (ideal por su resistencia al agua, durabilidad y limpieza, además de su versatilidad en formatos, colores y texturas) permite ofrecer cualquier escenario imaginable. Este año los grandes tamaños se imponen y elementos como la madera tienen mucha más presencia, casi que cualquier opción es bienvenida. Lo mismo ocurre con las baldosas o azulejos, cuya complejidad gráfica puede ser infinita, generada a través de un proceso constructivo y una elaboración artesanal.

Otra historia muy distinta es la que motiva los diseños de un baño social. De uso menos frecuente, con una menor presencia de agua y humedad, y una espacialidad por lo general más reducida, se convierte en el espacio para experimentar y dejar volar la imaginación. Texturas fuertes y contundentes como el concreto, el ladrillo o la madera; colores oscuros y profundos o tal vez brillantes; combinaciones gráficas y explosivas generadas a partir de papeles de colgadura o azulejos de fuerte colorido les otorgan a estos ambientes un carácter diferenciador, único y singular. Espejos circulares colgados como si fuesen cuadros, obras de arte, lámparas, flores… aquí prácticamente vale todo.

Finalmente, la iluminación. Se debe pensar de manera estratégica, pues se convierte en la cereza sobre el pastel: el toque maestro al momento de garantizarle un carácter especial y diferenciador al baño. Es importante asegurarse de que los niveles de luz sean suficientes para otorgar un uso fácil y cómodo del espacio, pero que a su vez permitan la combinación con algunas luces de carácter escenográfico. Las indirectas en la parte posterior de los espejos, las cintas led para los nichos, las cálidas y de realce… todas hacen que la experiencia del baño sea algo especial. El objetivo: que nuestra estancia resulte sublime, relajante, cálida y acogedora, casi religiosa.

Sencillo y natural

La pasión de los dueños de esta casa en Llanogrande, a las afueras de Medellín, por el adiestramiento clásico de caballos fue el punto de partida para el estudio IM3D Arquitectura. En su baño social, detalles como las líneas de luz en las dilataciones del espacio hacen que el diseño sobresalga.

Al ser los animales la base de todo, la madera del robusto mesón flotante es la elección correcta por su naturalidad. A su vez, las formas circulares del lavamanos pedestal y del espejo suavizan la estética del lugar. Este no deja de ser un diseño sobrio, donde con pocos elementos logran una propuesta impactante. La luz, sin lugar a dudas, es la clave de todo.

Reflejos del pasado

Teusaquillo es uno de los barrios más tradicionales de Bogotá, y la remodelación de este hostal –a cargo del diseñador industrial Martín Ramírez– no desconoció ese hecho. Con el objetivo de resaltar los años treinta y cuarenta, este baño tiene en las griferías de cobre su principal aliado; además, sus formas clásicas recuerdan las viejas e impactantes casas de la capital colombiana.

A partir de una correcta elección de materiales es posible recrear diversas épocas en un espacio tan reducido –en muchas ocasiones– como el baño. En esta propuesta, las tuberías expuestas son las responsables de dar el toque vintage. Sin embargo, cuando se toma este camino se debe recurrir a elementos muy bien terminados, muy estéticos, todo debe tener un propósito, ser agradable a la vista.

Mate sofisticado

El dorado, sinónimo de elegancia y lujo, continúa como color tendencia en 2019. Esta grifería baja para lavamanos, parte de la colección Urban, de la marca Klipen, disponible en Decorcerámica, tiene un acabado cepillado para darle un aspecto mate, lo cual permite combinarla con diversos tonos, desde los más clásicos hasta los más arriesgados. En cuanto a consumo, tiene un sistema economizador de agua con 75 % de ahorro.

Diseño uniforme

Los objetos que componen el baño determinan, en gran medida, el estilo del ambiente. Un sanitario con su parte inferior lisa otorga una sensación de contemporaneidad, además de facilitar algo vital como su limpieza. La colección Infinity, de la marca Klipen, disponible en Decorcerámica, tiene un diseño elongado, perfecto para un espacio de corte moderno. Asimismo, cuenta con tecnología Power Flush para obtener un vaciado de alta eficiencia –1.000 gramos de sólidos– y bajo consumo –4.8 litros sólidos y 3 litros líquidos.

El verde como invitado

Ubicada frente al cañón del Consota –cerca de Pereira–, esta casa diseñada por el arquitecto

Alejandro Noreña está literalmente rodeada de naturaleza y esto se evidencia en el baño a través de generosos ventanales que la invitan al interior. Un detalle particular de su interiorismo es la escalera, objeto que sacan de su uso común para darle uno mucho más creativo: toallero. Lo anterior es un claro ejemplo de cómo la imaginación es la principal herramienta de cualquier propuesta.

Sobresale su piso –que incluso sube por una de las paredes de la ducha–, cuyas marcadas vetas le dan carácter y textura al ambiente. Para bajar un poco el tono, utilizan un mueble de madera clara al natural donde el amplio mesón blanco otorga sobriedad. Siempre es importante nivelar los espacios para no sobrecargarlos –por más amplios que sean.

Color para la vida

Al momento de remodelar, el camino más sencillo y eficaz es pintar. “Una pintura especial para baños te da resistencia al vapor, al calor y a los hongos, algo tan común en este espacio. Además, transformas un ambiente sin realizar una obra civil compleja”, explica Jesús Márquez, gerente de color de Pintuco.

Pinturas como Viniltex Baños y Cocinas pueden ser utilizadas en zonas húmedas, incluso en la ducha, sin que el agua las afecte. Así, no es necesario recurrir a una obra de semanas para cambiar el aspecto de un espacio –si la superficie está lista, en cuestión de un día se realiza el trabajo.

En cuanto a tendencias, la compañía colombiana propone dos para el baño: Refugio Sereno, que busca convertir el hogar en un espacio de desconexión del mundo exterior por medio de colores beige, café, almendra y tierra, y Sueños Eléctricos, pensada para las nuevas generaciones, los nativos digitales, que gustan de una ciudad 24 horas, nocturna, de tonos azules, muy relacionada con el agua y la pureza.

Un lugar para escapar

En las afueras de Pereira, muy cerca al Club Campestre, rodeada de montañas y agua se encuentra esta casa, diseñada por la arquitecta antioqueña Natalia Rodríguez. Un jardín interior que recibe los rayos solares de manera directa es el eje de este baño, donde el techo de bambú continúa con la estética inspirada en lo natural. Los tonos cafés y beige, tanto del ladrillo de los muros como

del mesón y el piso, entablan una relación directa con el verde de las plantas.

A pesar de ser interior, por medio de la propuesta decorativa este espacio se vive como si estuviera en medio de un bosque.

Como en el mejor spa

Las plantas en este baño ayudan a crear el ambiente propicio para la relajación, a tener un oasis de tranquilidad en la casa. Esta sensación se ve reforzada por el set de ducha Rettangolo, de la marca italiana Gessi, disponible en Colombia en Productos Arquitectónicos. Su diseño minimalista, delgado –12 milímetros de grosor– y de fácil instalación permite combinarlo con diversas opciones para crear un ambiente con toques de spa –el chorro en cascada produce un masaje en la cabeza y los hombros.

Inspirado en los años veinte

Esta grifería de la marca italiana Gessi, distribuida en Colombia por Productos Arquitectónicos, presenta dos alturas, según la necesidad del usuario. Su tono –un dorado opaco– está acorde con las tendencias de 2019, donde los metalizados no son brillantes, sino, por el contrario, tienen en algunos casos acabados como el cepillado, para darle un sentido menos llamativo y más elegante.

Rojo intenso

Este baño social, en una vivienda en Cali, sorprende al envolver al visitante con los colores y texturas de su papel de colgadura instalado, incluso, en el cielorraso. “Estoy convencida de que la estética y el entorno tienen un profundo efecto sobre el estado de ánimo y el comportamiento de la gente”, explica su propietaria. Para bajar un poco el tono, el mobiliario utilizado en esta área es de corte clásico, como se evidencia en la mesa tallada.

En este lugar demuestran que, en ocasiones, es fructífero tomar riesgos.

Para disfrutar

El uso de enchapes y maderas oscuras dan a este baño social una calidad espacial que se distancia de la estética tradicional utilizada en este ambiente. El puf capitoneado, algo también poco común en este espacio, está pensado para que invite a la permanencia, a disfrutar al máximo esta propuesta decorativa, realizada por la administradora de empresas y diseñadora Carolina Puerto. Las lámparas colgantes, con terminado cobre, son elementos elegidos más por su belleza que funcionalidad, ya que la iluminación necesaria está distribuida en el cielorraso.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR