Espacios de pequeño formato: 110 metros cuadrados

Las figuras y formas geométricas de los papeles de colgadura contribuyen a imprimir carácter a los espacios y aportan una sensación de mayor profundidad a este apartamento.

0

Lejos de ser un lugar plano, este apartamento, diseñado por el arquitecto David Restrepo, con la colaboración de los arquitectos Juan Sebastián Díaz y Néstor Hincapié, tiene un interesante balance entre el blanco como telón de fondo y los papeles de colgadura con diversos diseños gráficos para resaltar e integrar los espacios. Cada área tiene algo de la personalidad de su propietaria, una joven ejecutiva que regresó al país luego de vivir una temporada en el exterior. “Ella buscaba un estilo que podría llamarse de autor. Quería poder decir: ‘es mi apartamento’”, comenta Restrepo, quien decidió ser arriesgado en su propuesta, para cumplir los deseos de su cliente.

Aunque era una estructura nueva, contaba con un esquema de distribución estándar. “No tenía conceptos de integración, de multiespacio, de funcionalidad…”. Con tan solo derribar dos muros cambiaron su forma tradicional –originalmente un corredor conducía a las alcobas y la cocina estaba semiaislada–. Ahora todo es una gran zona donde los ambientes se separan de manera virtual y no física, por ejemplo en la sala ocurre con un tapete de un tono fuerte. En esta propuesta los papeles de colgadura no solo imprimen carácter, funcionan para mejorar la espacialidade la vivienda. “Teníamos que darle profundidad y el recurso gráfico ayuda a eso. Al apartamento se accede por un pasillo blanco y luego la visual se fuga hacia el papel que utilizamos en la sala, que al ser una especie de grafiti ofrece muchos planos, abre un nuevo panorama”.

david-restrepo-revista-axxis

En las habitaciones utilizaron cortinas Duette Duolite, de Hunter Douglas, para controlar el ingreso de luz.

El color, dado en las paredes por diversos papeles tapices, es utilizado sin temor. El baño auxiliar, un concepto fuerte y arriesgado, es un ejemplo de ello con sus cactus en tonos que van desde el fucsia hasta el verde. “La dueña quería impactar y fue quien lo planteó. Tenía la oportunidad de viajar a París e iba a tiendas de diseño para proponernos cosas. Siempre es interesante el aporte del cliente cuando comprende de diseño”. Para no sobrecargar este ambiente, utilizaron muebles flotados blancos de diseño limpio, sin manijas. Pero no todo puede tener colores que impacten. En la habitación principal, lugar donde debe propiciarse un ambiente de relajación y descanso, optaron por tonos grises y azules. Es un espacio apacible donde el toque gráfico, para continuar con la línea propuesta en las demás áreas, es dado por los cojines sobre la cama.

Uno de los espacios que más tuvo intervención por parte de los arquitectos fue la cocina, originalmente semiabierta a la zona social. Tras derribar un muro diseñaron un ambiente blanco totalmente integrado a la sala y a la terraza, una propuesta limpia donde los electrodomésticos dan un toque industrial y las Pharaoh –las lámparas de techo, diseño de la firma Studio Catoir– entablan un diálogo con el mobiliario de corte contemporáneo gracias a su interior dorado. A diferencia del resto de las áreas, aquí el piso es de porcelanato y no de madera estructurada, “porque la experiencia me ha enseñado que la madera en la cocina se puede manchar con el tiempo”. Tras completar un proceso donde en todo momento estuvo involucrada su cliente, la firma del arquitecto David Restrepo logró un interiorismo que se aleja de cualquier estándar para concebir una propuesta que no teme tomar riesgos y que, de manera acertada, juega con colores, formas y elementos.

david-restrepo-revista-axxis

Para la zona social los arquitectos optaron por las cortinas Silhouette Platino-Chiffon, de Hunter Douglas, para tener privacidad sin sacrificar iluminación.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR