Estudiantes de Uniandes en el Museo de Arte Moderno de Nueva York

ESTUDIANTES AXXIS. Cuatro estudiantes de la facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad de Los Andes participaron en el Biodesign Challenge, en el MoMa, con un proyecto hecho con materiales biodegradables y organismos vivos. 0

El desafío Biodesign ofrece a los estudiantes universitarios la oportunidad de visualizar futuras aplicaciones de la biotecnología en una competencia que destaca el trabajo de los estudiantes. Los organizadores conectan las aulas con un equipo de biólogos y expertos para guiar a los estudiantes a medida que desarrollan sus ideas.

Al final del semestre, los equipos ganadores son invitados a Nueva York para mostrar sus diseños frente a los miembros de las comunidades académicas, industriales y de diseño en la Cumbre Biodesign, en junio de cada año.

A las estudiantes Julieta Gaitán, Estefanía Santos, Camila Gómez y Paula Rodríguez, que contaron con el acompañamiento y guía de la profesora de diseño –con posgrado en microbiología–Giovanna Danies-, las sorprendió que las personas están expuestas a niveles más altos de contaminación en sus casas y lugares de trabajo, que en el exterior, según la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU.

Con el objetivo de mejorar la calidad del aire interior nace Yundo –pureza en japonés– una superficie viva hecha de materiales biodegradables y organismos vivos. Está compuesto por dos elementos importantes: el primero, un material para la superficie que es una fibra natural hecha de residuos agrícolas, la cual se creó a través del proceso sostenible de fabricación de papel.

Descubrimos que los residuos agrícolas son económicos, biodegradables y fáciles de encontrar en todo el mundo. Dependiendo del país de fabricación, estos residuos agrícolas variarían y darle uso mejoraría la sostenibilidad ambiental. Por ejemplo, en Colombia será el bagazo obtenido de la caña de azúcar, mientras que en los Estados Unidos y China, los desechos agrícolas de maíz y arroz, respectivamente”, explicó la estudiante Camila Gómez.

En el caso del bagazo, el proceso de fabricación del papel consistió en despulpar, mezclar, formar papel, extraer el agua y finalmente secar durante dos días para obtener la superficie de Yundo hecha de fibra natural.

El segundo elemento es el corazón de Yundo que vive dentro de esta fibra natural y son las cianobacterias, organismos genéticamente modificados que liberan oxígeno al tomar CO2 del aire.

Las bacterias se ponen en el bagazo, queda como una tela dentro del plástico que protege la superficie que es transparente que deja pasar el oxigeno. Podría confundirse con un cuadro.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR