EURO COCINA Y EURO BAÑO

0

Para destacar la variedad en estilos, muebles y accesorios, EuroCucina reunió a 150 expositores internacionales en un área de 27.000 metros cuadrados. La versatilidad en los estilos fue liderada principalmente por industrias alemanas e italianas como Hacker, Binova, Effetti, Minacciolo y Strato.

Paralelamente a EuroCucina, este año se presentó la quinta edición de Technology for the Kitchen, un evento con lo último en tecnología para electrodomésticos y campanas extractoras de interiores. Más de treinta organizaciones, entre las que están Whirlpool, Electrolux, Nardi y Bosch, mostraron sus productos más innovadores y le apostaron al ahorro energético, la interacción con dispositivos móviles y el compromiso con el medio ambiente. AXXIS reseña algunas de las tendencias para cocina que se evidenciaron en Milán y hace una reflexión sobre los lugares comunes en diseño.

Un vistazo a las tendencias

Las cocinas siguen siendo espacios abiertos, que se han ido configurando como escenarios idóneos para socializar y que se integran de manera natural con el comedor y la sala para crear un solo ambiente tipo loft. Este año resaltan las paletas de colores otoñales y es evidente una constante apuesta por la limpieza estética y visual, tanto en los módulos de almacenamiento como en el área de cocción y en el punto de agua. Los toques de color complementarios, que proponen diferentes fabricantes, no riñen con las paredes y los pisos, que tienden a una expresión más neutra.

En algunos casos las superficies vienen texturizadas, lo cual les da fuerza a los grandes mesones, que funcionan como áreas generosas para cocinar con comodidad. Un ejemplo destacado es la compañía Caesarstone, que presentó la línea Totalmente Cocodrilo, basada en superficies que imitan la piel del reptil con un color blanco marfil.

En general, el diseño de la cocina está cobrando importancia dentro del hogar y le está haciendo un guiño al mundo de la moda, ya que invita a cocinar con estilo. La interacción que se le propone al usuario es organizada y aséptica, en la que puede descubrir los espacios interiores para guardar el menaje y la batería de cocina.

La iluminación es otro elemento protagónico y guarda un equilibrio perfecto entre la estética y la funcionalidad, que se evidencia con el diseño de luminarias en las islas como elemento ordenador del ambiente.

Los productos complementarios como los hornos, los electrodomésticos y las campanas son de un estilo high tech y permiten la interacción con teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores a través de la red inalámbrica, como en el caso de la línea de electrodomésticos 6th Sense Live, de Whirlpool, o los TFT Segunda Generación, desarrollados por la compañía Nardi Elettrodomestici.

Otra propuesta de estos ambientes busca que los objetos complementarios para cocinar conserven una misma línea de diseño, a fin de que no desentonen con la armonía del espacio, así que ya no se trata de comprar cualquier licuadora o juego de cucharas, se requiere que todo esté en sintonía con el modo de vida de la cocina. En esta medida, los accesorios de la firma Bugatti Italia constituyen el complemento perfecto para estos ambientes.

El sacrificio del espíritu

La diseñadora de interiores Mónica Mesa afirma que hay un sacrificio de la practicidad en función de la estética en la cocinas de hoy: “Aunque es un deleite para el ojo, los fabricantes no deben olvidar que se trata de un espacio de trabajo y que están cohibiendo todo el accionar del gusto que tiene el acto de cocinar. Todo es tan inmaculado que parece un crimen ensuciar este ambiente”.

Lo cual quiere decir que aunque la cocina forma parte del cuadro social, no hay que perder de vista que es un espacio divertido. Si el diseño fuera un péndulo, la oscilación estaría en el extremo de la limpieza estética total, lo cual genera una experiencia lejana para quien usa la cocina. El mercado se está saturando de este extenuante minimalismo y es hora de que el ornamento vuelva a entrar en escena. Pero más allá de eso, hay que volver a pensar en lo que significa cocinar con placer.

Bienal del baño contemporáneo

Otro de los espacios relevantes en la Feria Internacional del Mueble de Milán es el Salón Internacional del Baño, que en esta, su cuarta edición, se realizó en dos pabellones. En un área de 15.300 metros cuadrados, 170 expositores presentaron lo mejor de la industria italiana y extrajera. Según Marva Griffin, de la Fundación Cosmit, a cargo de la organización del evento, “el baño se ha desarrollado sinérgicamente con la cultura internacional del diseño y la arquitectura, involucrando a sus intérpretes más destacados: la sabia combinación entre ideación, maestría artesanal y productividad elevada dan vida a productos que realzan las características peculiares de los materiales y su gran impacto emotivo, adaptables a todo tipo de espacio”.

En esta bienal, que desde el 2006 se ha consolidado como un certamen autónomo y maduro, se mostraron desde accesorios y muebles de baño hasta cabinas de ducha e instalaciones para sauna, pasando por sanitarios, radiadores, revestimientos, grifería, bañeras e hidromasaje. Una de las novedades este año es la amplia oferta de productos naturales para las salas de baño y la utilización de materiales como el mármol, el ónix, las pizarras y las piedras naturales.

COMPARTIR