MATHIAS HAHN, DISEÑADOR DE EXPRESIONES DEFINIDAS

El diseñador industrial Mathias Hahn nació en Alemania. Luego de culminar sus estudios se mudó a Londres e ingresó a The Royal College of Art, donde obtuvo una maestría en Diseño de Productos bajo la aprobación del célebre Ron Arad. Desde el año 2006 no ha parado de crear objetos y piezas con una estética siempre limpia y clara que ha ido evolucionando gracias a su curiosidad y persistencia en descubrir técnicas novedosas. El diseñador, que ha trabajado para firmas como Ligne Roset, Marset, Kohler y Magazin, habló con Axxis. 0

¿Cómo describiría su visión del diseño?

Creo que todos los objetos que creamos tienen, de una manera u otra, una relación con su entorno, una relación con nosotros. Constantemente utilizamos las cosas y “leemos” los objetos (la mayor parte del tiempo inconscientemente). Esto lo hacemos por cultura y basados en nuestra percepción y conocimiento. Entender estas relaciones y generar nuevos objetos, algunas veces nuevas tipologías que se vuelven importantes para la gente y les sirve para su vida diaria es lo que me interesa.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

El factor más importante es que estoy aprendiendo constantemente. Poder trabajar en diferentes y diversos proyectos, incluyendo distintas formas de fabricación, resolver los problemas que se presentan y conocer gente diferente es una bendición. Estoy muy agradecido por esto. Gran parte de lo que me hace feliz en el trabajo tiene que ver con ser curioso, intento averiguar cómo funcionan las cosas y cómo podrían funcionar de una manera nueva. Además de esto, simplemente me gusta crear cosas, por lo que paso mucho tiempo en mi taller, probando, ensayando e inventando prototipos.

¿Qué significó para usted haber sido galardonado con el premio Red Dot (uno de los premios de diseño más importantes del mundo que se entregan anualmente en Alemania) por su lámpara Jinn Light?

Yo no soy muy exigente con este tipo de cosas, pero siempre es agradable ver que una audiencia entiende y valora un diseño como este que es bastante sutil. Ser reconocido por el diseño sofisticado y simple de la lámpara JINN entre un grupo muy selecto que obtuvo lo ‘mejor de lo mejor’ es una recompensa muy gratificante, ya que demuestra que estas cosas tienen relevancia.

¿Cuáles son los procesos y materiales que actualmente emplea en sus proyectos?

No me restrinjo con los materiales, y por lo general trabajo simultáneamente con una gran variedad de procesos y materiales. Sin embargo, ahora mi atención se centra en el vidrio, los metales fundidos y diferentes técnicas de moldeo.

¿En qué está trabajando actualmente?

Estamos trabajando en varios proyectos de mobiliario, uno de ellos combina luces y mesas para un producto de consumo. Todo muy emocionante.

¿Qué opinión tiene sobre el diseño ecológico y sostenible?

Para mí, todo el tema de la sostenibilidad es en gran medida una cuestión cultural. Si logramos crear valores como querer seguir utilizando los productos que diseñamos, estamos dando un paso muy importante al lado de todo el desarrollo técnico al que nos enfrentamos. Por ejemplo, la mesa E8 que acabamos de lanzar tiene un tipo de mancha que permite que los colores se vean muy saturados, y lo más importante, es la coloración que deja en las fibras de la madera. A diferencia de los productos que utilizan pinturas corrientes para lograr un acabado pero que en la primera usada se rayan o se dañan. Esta técnica permite que la madera se envejezca casi de la misma forma en que la madera natural lo hace. Es un tratamiento para las superficies que ayuda a que la mesa tenga una vejez bonita y duradera y se prolongue, de paso, la vida del mueble.

¿Por qué decidió estudiar en Londres y radicarse definitivamente en esa ciudad?

Al principio vine a Londres a estudiar en la RCA (Royal College of Art) pero también porque quería abrir mis horizontes personales. Aquí he conocido gente muy interesante y realmente me gusta la tolerancia y la diversidad cultural que ofrece esta ciudad. Así que después abrí mi propio estudio y me quedé. Creo que Londres es un gran lugar para el diseño porque además de su discurso, es una ciudad realmente internacional. Conoces personas de todos los lugares del mundo con diferentes puntos de vista y opiniones que ayudan a crear un ambiente ideal para tener una visión experimental y abierta.

¿Qué busca transmitir con sus diseños y creaciones?

Cuando diseño lo primero que pienso es que quiero que la gente utilice lo que hago. A pesar de que mi trabajo algunas veces tiene un elemento narrativo, lo primordial para mi es que la gente encuentre su propia historia en lo que hago. Si las personas encuentran algo personal en mis productos, y los usan de la manera que les gusta y se divierten con ellos he logrado mi objetivo.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR