En China construyeron un restaurante alrededor de árboles para no talarlos

Este restaurante –en una región turística de China– es una gran banda lineal sin muros de fachada, que bordea un lago en medio de árboles de eucalipto. 0

Podría pensarse que la historia de la arquitectura, desde sus manifestaciones más antiguas hasta las actuales, es un proceso en el que se ha ido reduciendo su cuerpo físico. A través de los siglos, los sistemas estructurales de soporte a los edificios se han hecho más ligeros y han permitido construir espacios abiertos y transparentes, que establecen una relación inmediata y directa con el entorno.

Conozca estas casas de corcho: el futuro de la arquitectura sostenible. 

Fotografía: Arch-Exist, cortesía MUDA Architects.

Garden Hot-pot es un restaurante diseñado por la firma Muda Architects, en el que buscan una integración casi total con el paisaje al construir lo mínimo necesario. Ubicado en la región turística de Chengdu, China, país de origen de los arquitectos, su presencia en el bosque donde está emplazado se define simplemente a partir de un piso y una cubierta sostenida por columnas muy delgadas, que hacen eco a los troncos de eucaliptos que le
rodean.

Fotografía: Arch-Exist, cortesía MUDA Architects.

Como una gran banda lineal sin muros de fachada, el proyecto hace un recorrido que bordea un lago en medio de los árboles y orienta la mirada a la vegetación por un lado y al agua por el otro. Los comensales quedan inmersos entre dos mundos: un patio acuático vaporoso, y los sonidos y aromas de la arboleda. Estar adentro y afuera son aquí condiciones relativas.

Fotografía: Arch-Exist, cortesía MUDA Architects.

La madera del piso y la cubierta de lámina de acero galvanizado conforman dos planos horizontales que apenas delimitan el espacio. La edificación de la estructura estuvo a cargo de personas de la localidad sin conocimientos profesionales, por lo cual el diseño del proyecto se simplificó con el fin de ser ejecutado por mano de obra no calificada –y al mismo tiempo reducir los costos–.

Fotografía: Arch-Exist, cortesía MUDA Architects.

La curvatura del perímetro que define al restaurante resultó de la realidad topográfica del lugar; su forma arquitectónica persigue la línea natural que separa a los árboles del lago. El pórtico del edificio –un sistema estructural y constructivo simple–, se adapta al terreno.

Este restaurante, que gestiona su espacialidad con una cantidad reducida de elementos, dispone lo mínimo para lograr un efecto potente en el lugar; hace mucho con muy poco.

Fotografía: Arch-Exist, cortesía MUDA Architects.

Lejos de aparecer como una figura singular, su cuerpo se diluye y se esconde para revelar los atributos del entorno. Con una postura contraria a las arquitecturas ostentosas y costosas que suelen ser celebradas, este proyecto propone una aproximación sutil a la generación de espacios con calidad y nos recuerda que a veces la arquitectura es mejor y más bella cuando parece no existir.

Conozca esta plaza de toros de Cartagena que ahora es un centro comercial.

Fotografía: Arch-Exist, cortesía MUDA Architects.

COMPARTIR