HORAS EN CARTÓN

El colectivo 2y1dea rompe la cotidianidad de un reloj con un diseño en cartón reciclable que estuvo nominado al premio Lápiz de acero este año. 0

“Música espontánea para ver”, así define a cada uno de sus relojes el diseñador industrial Alejandro Delgado, quien se unió con el ingeniero industrial Carlos Ernesto Valera para crear 2y1dea. Con la premisa de acercar al ser humano a la naturaleza a través de materiales lo más amigables posibles con el ambiente, empezaron hace casi dos años este estudio. Amarillo2, que hace referencia al color del raciocinio, es la línea de relojes, todos con el nombre de Pensamiento, que lleva una partitura en cada modelo.

La exploración gráfica comenzó con la dinámica de la música y los sonidos espontáneos, ambos querían plasmar esas ideas en el diseño de sus obras. Todos los relojes están llenos de líneas y en cada uno hay un pentagrama diferente y el espectador lo interpreta cuando lo toca o mientras observa la hora.  El tramado se obtiene del proceso de cortar y grabar las piezas de cartón con láser, que deja un bajo relieve. “La mano es una aguja de tocadiscos que siente la melodía conceptual que hay detrás aunque no hay notas musicales”, explica el diseñador caleño.

Los primeros modelos estaban hechos en cartón industrial o cartón piedra y después se pasaron al prensado. Todo el proceso se hace en el taller del estudio, en Cali. Incluso las manecillas ensambladas a mano y hechas en papel reciclable de diferentes colores. Las tuercas son en acero inoxidable, también material reciclable. La maquinaria de los relojes es traída de China. Es ahorradora y optimiza el uso de pila.

No es muy pensada la construcción de las composiciones. Los títulos los dan después de ver el resultado, de la interacción que se da con el material. No es una base técnica o teórica. Para los creadores lo importante es hacer especial la compra, que la persona no pida un reloj sino un Pensamiento y cada uno tenga un nombre particular como Tiempo Semilla Simple Toque.

En mayo de este año participaron en la feria ICFF en Nueva York, la vitrina de muebles que los llevó al mercado internacional cautivando a las tiendas Room 68, en Boston, y Blu Arch Colletion. El mes siguiente participaron en la versión número 15 del premio Lápiz de Acero. En el área producto Amarillo2 estuvo nominado en la categoría diseño industrial.

Tiendas en Bogotá: Elemental, Poor designer y tienda de diseño del Banco de la República.

COMPARTIR