HOTEL EN EL JARDÍN

El pasado mes de enero ‘Parkroyal’ abrió sus puertas en el centro de la capital de Singapur. El hotel de cuatro pisos cuenta con 15 mil metros cuadrados en los que se encuentran jardines, espejos de agua, cascadas y paredes llenas de vegetación. Además, incorpora características de ahorro de energía en todo el edificio. 0

Inspirado en los campos de arroz de Bali con terrazas de colores tierra, el río Singapur y el parque citadino Hong Lim, este proyecto de la firma arquitectónica Woha obtuvo medalla de oro por mejor idea que reúne lujo y sostenibilidad en los premios asiáticos al diseño de la hospitalidad (HDF en inglés). El edificio abierto a los lados crea un máximo perímetro de luz natural. La corta profundidad de la estructura maximiza la cantidad de luminosidad que alcanza los espacios internos por medio de vidrios verdes y azules que retienen el calor solar y mejoran su rendimiento. La vegetación de las cascadas mantiene los muros frescos y reduce el consumo de aire acondicionado en las habitaciones.

En cuanto al ahorro de energía, sensores estratégicamente situados monitorean los niveles de luz en interiores y en las zonas verdes, apagan el riego cuando se detecta un mínimo nivel de lluvia. Los corredores externos se diseñaron para obtener una ventilación natural y controles basados ​​en la demanda de esta se incorporan alos sistemas para reducir al mínimo el uso de energía. Todas las bombillas que se utilizan en el hotel son de bajo consumo.

Arquitectura extraída de la naturaleza

En su exterior, el hotel de altas torres con ventanas de piso a techoverde-azules se ven como un mosaico de color aguamarina que se uniforma con el río Singapur. Tiene diez especies de árboles de sombra, plantas con flores, palmeras, arbustos de hojas y enredaderas colgantes que reflejan las áreas verdes de Hong Lim, el primer parque público de Singapur.

Adentro, en la recepción, los altos techos inspirados en arrozalescon niveles escalonados invertidos atraen la mirada hacia arriba.Espejos y cristales se utilizaron para ampliar la sensación del espacioy reflejar la luz natural que llega a través de las ventanas. El mobiliario irradia los elementos naturales con tonos de gris roca y verde selvático. El mármol evoca la piedra jade y está inspirado en elorientalismo de barrio Chino, vecino al hotel. La alfombra de peluche, del mismo color, que se extiende a lo largo de varias áreas del edificio, tiene en los bordes tonos más oscuros ya que el diseño se basó en los bosques de musgo, que normalmente se encuentran en las esquinas de los árboles.

COMPARTIR