Este anuncio se cerrara en 5

LA FUERZA DEL BLANCO

En 2004 comenzó para Guillermo Murcia la experiencia de trabajar en la firma del reconocido Richard Meier. Ahora este colombiano hace parte de la creación de una arquitectura de impacto global. 0

A finales del siglo XX, muchos arquitectos colombianos buscaron ampliar sus horizontes personales y profesionales en el exterior. Uno de ellos fue Guillermo Murcia, graduado de la Universidad de los Andes en 1992, quien cuenta para AXXIS sus experiencias en uno de los ámbitos más exigentes del mundo.

AXXIS:  ¿Cómo llegó a establecerse en Nueva York?
Guillermo Murcia: Decidí hacer un cambio después de casi cinco años de trabajo en Cuéllar Serrano Gómez, en Bogotá. Por ello, vine a Nueva York para realizar un posgrado en Diseño Arquitectónico en Pratt Institute y, al finalizar el programa, se me presentó la posibilidad de unirme a la oficina de Skidmore, Owings & Merrill (SOM). Ese era un plan a corto plazo, de un año, pero se extendió sin preverlo y estuve más de cinco años en un proyecto muy grande en Toronto (Canadá).
AXXIS: ¿Cómo entró a trabajar en la oficina de Richard Meier?
G. M.: Tras terminar en SOM la fase de trabajo del proyecto en Toronto (un aeropuerto), empecé a elaborar cosas más puntuales y pequeñas, pero todas se quedaban en etapas de concepto. Un excolega, que para esa época estaba vinculado a la oficina de Meier, me llamó para que hablara con él. A partir de eso se dieron las condiciones y aquí estoy desde hace nueve años. Jamás pensé que fuera a durar tanto, pero ha sido una experiencia maravillosa.
AXXIS: ¿Cuál es su rol en la organización de Meier?
G. M.: Actualmente soy Senior Associate. Como director de proyectos tengo varios a cargo, entre ellos Vitrum, en Bogotá, el cual ayudé a traer a la firma.
AXXIS: Desde el punto de vista creativo, ¿cómo es posible hacer aportes de diseño dentro de los parámetros tan definidos del lenguaje arquitectónico de Meier?
G. M.: No creo que el aporte creativo esté necesariamente delimitado por ese factor. El diseño arquitectónico es un proceso creativo en su totalidad. Lo que me interesa de la filosofía de Richard Meier es el hacer arquitectura de calidad, atemporal, con cualidades espaciales, funcionales y estéticas excepcionales, desapegada de estilos o modas.
Así mismo, una de las cosas que más resalta cuando se mira la obra creada por la oficina de Meier, a lo largo de estos 50 años, es la consistencia en las cualidades espaciales, el tratamiento y el uso de la luz natural, la interacción de los edificios con su entorno y su contexto, y la forma en que los interiores están relacionados con el exterior.
Sí hay un purismo muy marcado, pero eso es parte del cuestionamiento que yo y otros integrantes de la firma nos hacemos con cada proyecto. Y esta misma filosofía de diseño también se aplica cuando trabajamos en cuestiones cívicas. En esos casos, las prioridades se dirigen más hacia el ámbito público, buscando generar ambientes de convivencia y comunidad; es un proceso muy creativo donde las posibilidades de aporte son ilimitadas.
AXXIS: Usted ha dirigido proyectos en países como República Checa y México. Próximamente, Richard Meier & Partners Architects va a construir en Bogotá. ¿Cuál fue su participación en este proyecto y qué significa para usted diseñar un edificio en la capital de Colombia?
G. M.: Estamos actualmente en la etapa de concepto. Cada fase del diseño constituye una oportunidad para mejorar el proyecto y aún nos quedan dos muy importantes. Yo soy el arquitecto a cargo del mismo, lo cual tiene un significado muy valioso para mí. Primero, porque desde hace tiempo estaba buscando construir en Colombia y, segundo, porque sencillamente se trata de una gran oportunidad. El reto interesante es lograr una arquitectura de calidad que esté a la altura de las expectativas tanto del cliente como de nosotros y, además, que pueda dejar algo ejemplar para la ciudad.

COMPARTIR