LO MÁS DESTACADO DE MAISON & OBJET 2015

La versión número veinte de la feria de diseño más glamurosa, Maison & Objet París cautivó a miles de visitantes y expertos en el arte de vivir con lo último en objetos y mobiliario bajo un marco dinámico y funcional pensado para satisfacer las necesidades de su público. 0

El estudio de diseño japonés Nendo, liderado por Oki Sato y galardonado con el premio diseñador del año, fascinó al público con su stand de Chocolate en el que se exhibieron nueve chocolates moldeados en formas inusuales y delicadas determinadas por un cubo de veintiséis milímetros.

Sin importar su pequeño tamaño los provocativos bombones formaban figuras completamente distintas pues de este modo el artista quiso interpretar cada uno de los diferentes sabores que se extraen del cacao dependiendo de su país de origen, la técnica, combinación y relleno.

Algunos cubos eran huecos, otros con puntas afiliadas y redondeadas, con texturas ásperas o elaborados con finas y diminutas barras de chocolate puestas alternadamente formando un cubo .“Hay muchos factores que definen el sabor del chocolate, yo me enfoqué en su forma”, señala Sato.

El resultado, un trabajo delicioso que agudiza los sentidos con el infaltable toque amigable que le inyecta el japonés a sus creaciones.

Los Cactus de la firma italiana Gufram, creados en 1972 por los genios del diseño Guido Drocco y Franco Mello, se convirtieron en un ícono italiano que logró revolucionar la estética rígida, estática y tradicional de la decoración y su entorno. Este elemento ha permitido quebrar las fronteras entre el espacio interior y exterior dándole una dinámica mucho más enérgica y alegre a los espacios cerrados y construidos. Hechos en poliuretano de espuma y en colores llamativos los cactus de Gufram se prestan para ser interpretados de diferentes maneras ya que pueden ubicarse en cualquier espacio y cumplir diferentes finalidades.

Por su parte la compañía TH Manufacture con base en París, que se dedica a trabajar conjuntamente con el diseñador y el artesano y en donde todo es hecho a mano, presentó Dancing Handles, un juego de jarras para el agua de origen palestino. Lo maravilloso de esta pieza artesanal es que su creadora Jeanne Bonnefoy-Mercuriali, reinterpretó sus asas ubicándolas en diferentes posiciones como si bailaran alrededor del elemento central dándole no sólo su sentido práctico sino convirtiéndolas en un objeto escultórico que aparenta estar siempre en movimiento.

Kvadrat, se lució en esta edición de la feria con sus textiles no solo por la calidad de sus materiales sino por su instalación llena de color y textura. Sus telas, que lideran el mercado europeo, se caracterizan por su alta calidad, su tratamiento cuidadoso y su variedad.

Sus diseños empujan los límites estéticos, tecnológicos y artísticos y son fáciles de identificar por su sencillez, color e innovación. Tapetes, cortinas, paneles, paredes hechas con textiles gruesos hacen de esta marca todo un centro de diseño donde colaboran reconocidos diseñadores y arquitectos como Peter Saville, Akira Minagawa, Patricia Urquiola, Roman Signer y Ronan y Erwan Bouroullec.

La famosa marca suiza Vitra presentó por primera vez en París una serie de productos nuevos inspirados en la obra del maestro Alexander Girard. En su puesta en escena se hizo evidente la influencia del artista en los colores, los tejidos y los patrones.

Con la presentación “Home Complements” Vitra mostró su colección de objetos auténticos y divertidos. Entre estos estaban dos nuevos integrantes de la conocida familia Wooden Dolls creada por Girard: El gato y el perro, disponibles en dos tamaños y formados por tres piezas que se unen mediante imanes.

Las bandejas fueron otro de los elementos elegidos por Vitra y la familia Girard. En contrachapado laminado y en varios motivos llenos de color se presentaron en tres tamaños.

Con sus accesorios Vitra siempre está en la búsqueda por mejorar la calidad de vida a través del poder del diseño. Además, las clásicas sillas Panton siempre vigentes se lucieron en todos sus colores.

La casa francesa Cinna se destacó por exhibir un mobiliario limpio, claro que logra transformar las ideas en objetos tangibles. Su éxito se debe al trabajo y a la complicidad de 70 diseñadores provenientes de diferentes lugares que coordinadamente crean para concebir espacios donde la conexión es un principio fundamental. Modernidad, estilo, afecto y precisión son cualidades de esta marca.

//revistaaxxis.com.co

 

COMPARTIR