Masa: el restaurante bogotano que entró al listado de mejores lugares del mundo de la revista TIME

La nueva sede del restaurante Masa en Bogotá obtuvo –en gran parte por su diseño arquitectónico– el reconocimiento de la revista Time como uno de los lugares en el mundo que hay que visitar este 2019. 0

¿De qué manera usar un material tan agreste como el concreto en una estructura tan cálida como una panadería-restaurante? El arquitecto colombiano Benjamín Cadena, de la mano de Studio Cadena –su firma con sede en Nueva York– concilió estos opuestos en la construcción del nuevo local de Masa, al norte de Bogotá.

  
“Mi intención inicial siempre fue trabajar el concreto, aunque constituyó un gran reto encontrar un balance entre el costo y la complejidad de este material –dice Cadena–. Nos
preocupaba la calidad porque el concreto estaría totalmente a la vista y aunque el trabajo con este material es común en Colombia, no hay muchos lugares que lo empleen como
acabado exterior”.

Conozca el edificio 8111, la obra bogotana que participará en la Bienal de Arquitectura y Urbanismo.

En el espacio funcionaba un concesionario, adecuado en una antigua casa del barrio San Patricio. “Cuando consideramos este lugar para construir el nuevo Masa, nos dimos cuenta que debíamos reforzar muchos de sus componentes, e inicialmente tuvimos un concepto muy similar al que existe hoy”.

La obra contó con la coordinación técnica y construcción de la Unión Temporal MQ, conformada por MRB S.A. y ODQ S.A.S. Cadena añade que siempre visualizaron el diseño arquitectónico en tres volúmenes, con un patio en la parte posterior. “Al final, nos dimos cuenta que por razones de costo y por el resultado que buscábamos, era mejor utilizar concreto y vidrio. Estos materiales se alineaban con el carácter del local y, además, queríamos que todo fuera natural”.

Aunque el mercado local bogotano está lleno de panaderías, la revista Time referenció a Masa como “una panadería elegante y exclusiva”, en gran parte por su arquitectura. “Nos preocupaba la calidad del concreto porque quedaba a la vista, teníamos que darle textura y adecuarla para que cambiara con la luz y animara los muros, las superficies”.

El resultado fue una estructura de casi 700 metros cuadrados, donde el concreto crea volúmenes con aberturas triangulares a diversas escalas para iluminar de manera natural el interior, en el cual la madera se mezcla con materiales pétreos.

La adecuación del espacio duró alrededor de dos años y el “gran reto” fue elaborar el piso, inspirado en las casas bogotanas de los años setenta, y diseñado para este local a base de piedras, cortes e incrustaciones. Ahora, simplemente, hay que ir, recorrerlo y disfrutar de las texturas de los materiales junto a un buen pan.

Conozca cómo la arquitectura transformó un espacio industrial en esta increíble oficina 

COMPARTIR