MOAK Studio

Esta novedosta propuesta de diseño joven colombiano, busca rescatar técnicas de trabajo locales y el uso de materiales de fabricación nacional, para construir productos que cambien el modo en el que interactuamos con los objetos. 0

Mauricio Sanín, Kelly Durango y Óscar Jaramillo, diseñadores industriales egresados de la Universidad Icesi de Cali, abrieron MOAK Studio hace aproximadamente un año, con el propósito de crear una firma editora de diseño.

Actualmente el estudio se caracteriza por desarrollar procesos de construcción colectiva, por ser una fuente generadora de empleo local y por diseñar productos con materiales y/o recursos de fácil alcance en el contexto colombiano.

MOAK ya cuenta con su primera colección de iluminación y planea expandir sus productos al campo del mobiliario, imponiendo una visión joven e innovadora, con el estilo limpio y sencillo que caracteriza a sus diseños. Esto es lo que compartieron en entrevista para la Revista AXXIS desde su estudio en Cali:

¿Cómo nació el proyecto?

Empezamos a discutir sobre la rutina que estábamos enfrentando, cada uno en su respectivo trabajo y vimos que no estábamos conformes, entonces tuvimos esta idea de sacar nuestras propias cosas porque teníamos los recursos para movernos en el medio y desarrollar productos, lo cual era algo que no podíamos hacer en los trabajos porque nos pasaban propuestas que no tenían concepto ni contenido, eran totalmente comerciales.

¿Qué productos ofrece MOAK Studio?

La idea es actuar como actúan las editoras de diseño en Europa, que es, diseñar y fabricar lo que otros diseñadores les traen. Nosotros en este momento estamos siendo empresarios y diseñadores, por eso cada uno ha propuesto una lámpara, una de ellas ha tenido diferentes versiones, pero la idea es recibir y producir los proyectos de otros profesionales.

La primera colección es de lámparas pequeñas que se pueden producir fácilmente con los recursos que tenemos. La primera es NIU (diseño de Mauricio Sanín), una lámpara completamente de madera, con una gran influencia del diseño nórdico de Poul Henningsen.

Luego viene la lámpara HATU, diseñada por Kelly, es en madera con una caperuza en metal y un bombillo incandescente vintage, que le da un valor emocional muy alto. Esto es lo que queremos lograr: productos muy emocionales que generen una interacción diferente con el usuario. Por otro lado, esta lámpara tiene una estética muy industrial, es un proyecto limpio, sencillo y hace que las personas se conecten directamente con ella.

La tercera lámpara es PILE, la diseño Óscar; nació de un trozo de madera del que se fueron sacando sus partes, todo el cuerpo es torneado, es una sola pieza y al igual que las otras, tiene un cable plano cubierto en tela.

lámpara NIVO

Lámpara NIVO

¿Qué campos del diseño quieren abarcar?

Iluminación y mobiliario. La iluminación tiene algo muy bonito y es esta causa-efecto que tiene: pasa de estar en una fase a otra completamente diferente si así lo quiere el usuario. Estos productos tienen una magia en su función, y adicionalmente, el carácter que da la luz es muy importante para nosotros.

En MOAK tenemos como meta la interactividad del objeto desde su carácter análogo. Queremos que se pueda interactuar con nuestros productos y que podamos crear una dinámica diferente a la que ya se conoce; para encenderlos o para apagarlos, por ejemplo.

¿Cuál es el concepto de diseño de MOAK Studio?

El concepto de MOAK es partir de lo fundamental y generar momentos de asombro, nuevas interacciones. También queremos que se humanice la relación con los objetos, crear un grado emocional con ellos, ya sea que interactúen con el usuario o con el espacio.

Estamos muy inspirados por el diseño nórdico, por su sencillez, porque todo es pulcro y cada detalle está donde tiene que estar. Esto es la forma en la que vemos los productos y como queremos manejar lo que hacemos.

¿Qué hace a un buen diseño?

Lograr poner cada detalle donde debe estar y que esto genere un todo. Hacer productos simples y sencillos, sin llegar a lo minimalista, y saber dónde va cada elemento para encontrar el punto clave de cada producto.

¿Qué le hace falta al diseño joven en Colombia?

Que se valore, mostrarse y agruparse.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR