El museo de diseño de Londres estrena sede

El Design Museum de Londres acaba de abrir su nueva sede en un edificio de la década de 1960. La remodelación respeta la estructura original y suple las necesidades tecnológicas del centro cultural.

1

El pasado 24 de noviembre reabrió sus puertas al público el Design Museum en su nuevo hogar en Kensington High Street, Londres. El centro original fue fundado por sir Terence Conran, en 1989, en lo que una vez funcionó como bodega de frutas a orillas del río Támesis. En esa sede se presentaron taquilleras exhibiciones, como las retrospectivas de Zaha Hadid, Dieter Rams y Ettore Sottsass. Sin embargo, durante los últimos años los requerimientos habían superado las posibilidades del edificio que lo acogió por más  de dos décadas. La colección permanente y el programa de exposiciones temporales necesitaban un espacio más amplio y la renovación de su planteamiento arquitectónico.

museo-de-diseno-londres-revista-axxis-4

En vez de construir una adición a la estructura original o, por el contrario, plantear una propuesta completamente nueva, los directivos del museo propusieron un diálogo arquitectónico. La idea fue trasladarlo a la antigua sede de la Commonwealth, un edificio de la década de 1960 diseñado por la firma británica RMJM –una de las más grandes del mundo–, que aunque estaba protegido por su condición de patrimonio arquitectónico, llevaba muchos años cerrado sin ningún uso específico. El reto era claro: debían mantener el diseño original, pero adecuar su uso a los requerimientos de última tecnología del centro cultural.

Tras una inversión que supera los 90 millones de dólares, el nuevo museo está listo para recibir a más de medio millón de visitantes al año, ansiosos de ver el resultado del arriesgado experimento. El área fue triplicada, ahora cuentan con 10.000 metros cuadrados que albergan dos salas para exposiciones itinerantes, la sala principal con la colección permanente, tienda de diseño, restaurante, auditorio principal, estudios para diseñadores invitados, biblioteca, archivo y, además, un espacio dedicado al programa de educación.

museo-de-diseno-londres-revista-axxis-5

El complejo proyecto de renovación reunió a las mejores firmas de arquitectura y diseño en la escena contemporánea. Fue dirigido por el estudio OMA –encabezado por el arquitecto Reinier de Graaf–, con colaboraciones específicas con las firmas Allies and Morrison y Arup para traer al presente la esencia arquitectónica de la década de 1960 con un sistema constructivo sin antecedentes, debido a la necesidad de sostener la estructura original del techo, suspendida a más de 20 metros de altura, mientras cambiaban totalmente el piso y algunos de los cimientos. El nuevo exterior fue realizado con las especificaciones exactas del edificio original y con materiales que se asemejan a los anteriormente utilizados. Es así como la actual fachada da la impresión de retroceder en el tiempo, al momento en que fue inaugurada en 1962.

museo-de-diseno-londres-revista-axxis-7

El diseñador John Pawson, famoso por sus ambientes minimalistas, estuvo a cargo del interiorismo. El británico planteó un diálogo con la arquitectura original para crear lugares de calma y contemplación. Es enfático al hablar sobre la experiencia del nuevo museo: “Hay ‘momentos’ en el edificio que celebro cada vez que lo visito, pero realmente lo que me da más placer es la manera en que todos los elementos se encuentran, sobre todo los nuevos con los viejos. Espero que esta propuesta le demuestre al público que no hay que demoler las estructuras existentes para crear espacios culturales nuevos”. Y este proyecto es un ejemplo de ello.

La escalera central de roble  –también diseñada por Pawson– es el corazón del nuevo museo. Un sistema lumínico instalado en los pretiles de la misma hace eco a la luz natural de la curva del techo. La idea es guiar a los visitantes hacia la luz. Los peldaños lentamente van cambiando a zonas de encuentro, con la inclusión de bancas de cuero estratégicamente enclavadas en los escalones. Desde cualquier lugar del vestíbulo principal los visitantes pueden ver el cielorraso del edificio original. La impresionante estructura de concreto se alza desde el nivel de la entrada y sube como una ola a lo largo del espacio del atrio, desplegándose en forma de mantarraya hacia los costados para permitir una iluminación natural constante.

museo-de-diseno-londres-revista-axxis-2

El fundador del museo, sir Terence Conran, no puede ocultar su emoción: “Siento que finalmente ha llegado nuestro momento y que el mundo realmente aprecia la importancia del diseño en nuestras vidas. El nuevo edificio, tres veces más grande que el anterior, puede cumplir ahora con la misión de educar e inspirar a las nuevas generaciones para hacer una diferencia”.

museo-de-diseno-londres-revista-axxis-6

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR