Naturaleza sublime

Uno de los principales aspectos que se tomaron en cuenta para el diseño de esta casa en Villa de Leyva, fue la relación con el entorno, un paisaje ataviado con mantos de naturaleza y tradición. 0

Disfrutar de diferentes actividades en compañía de familia y amigos fue la primera solicitud que hicieron los dueños al arquitecto bogotano Alejandro Rodríguez, director de la firma Escalar Veinte18, para el diseño de su casa de descanso en Villa de Leyva. Debido a que sus hijos son de diversas edades, era importante que se plantearan varios tipos de espacios en los cuales fuera posible relajarse, divertirse y, sobre todo, compartir.

Uno de los principales aspectos que se tomaron en cuenta para el diseño fue la relación con el entorno, un paisaje ataviado con mantos de naturaleza y tradición. De ahí, justamente, se desprende la idea de hacer una cubierta transitable para admirar el horizonte y sentir el aire que corre apacible a lo largo del campo. Se creó, además, un pasillo de 25 metros de largo con el propósito de recorrer la vivienda de manera lineal. Desde la zona social, amplia y descubierta, hasta la habitación principal, introspectiva y silente. Se trata de una gradación espacial que asciende de lo público a lo privado. 

En este proyecto los elementos locales definen la materialidad de la casa. La cubierta en teja de barro reciclada, las circulaciones de piedra Royal Veta, el muro exterior y la chimenea de laja constituyen prueba de ello. 

Ciertamente, la voz de la naturaleza resuena tanto al interior como al exterior de esta vivienda. Hay algo sublime en este proyecto, que, sin mesura, se empeña en ser parte del entorno. A su alrededor se extienden los campos boyacenses teñidos de un mosaico de verdes, azules y amarillos.

//revistaaxxis.com.co

COMPARTIR