Neutralidad zen

“Que al llegar a su casa, la persona se sienta relajada y tranquila”, este es uno de los principios con los que trabaja el arquitecto colombiano, Ralf Künsli, artífice del interiorismo de este apartamento de 150 metros cuadrados ubicado en el tercer piso de un edificio construido a las afueras de Bruselas, Bélgica, donde antes operaba una fábrica de cervezas.

0

Arquitecto Ralf Künsli, en Bruselas, Bélgica

El piso de porcelanato que atraviesa toda el área, exceptuando la terraza de listones de madera natural, presenta como base un tono oscuro para contrastar con muebles de madera, cuero y tela que determinan un estilo contemporáneo y sobrio en el que impactan los colores de la naturaleza, dependiendo de la estación del año, que enmarcan la puerta y el ventanal que protagonizan la zona social abierta.

La cocina blanca está decorada con pequeñas plantas verdes que acompañan al mesón que rodea el lavaplatos; al otro lado, en el comedor, una pared pintada de gris le da volumen visual al espacio, tono que se repite en el espaldar de las camas de las dos habitaciones.

revista-axxis-decoracion-6

//revistaaxxis.com.co

Save

Save

COMPARTIR