CREACIONES JAPONESAS

El trabajo del arquitecto y diseñador japonés Moriyuki Ochiai se caracteriza por su estética insinuante, fluida y a la vez delicada y sensible. Desde el año 2008 creó su propio estudio donde ha realizado grandes trabajos que parecen esculturas. 0

“La fuente de mi inspiración nace de la belleza que hay en la naturaleza y de las cosas que me han cautivado de mis propias vivencias. Pero también tengo en cuenta la influencia de la naturaleza singular japonesa que se puede encontrar en los templos y en los jardines”, comenta Ochiai cuyo deseo es seguir concibiendo obras que cumplan los sueños de sus clientes y llenen de energía sus vidas.
Como buen japonés utiliza materiales sostenibles pero sobre todo que puedan ser manipulados y transformados en diversos motivos como el mismo explica. “Dependiendo del proyecto elijo y coordino los materiales. Sin embargo, en estos últimos años me he inclinado por las hojas de aluminio principalmente porque gracias a su diversidad logra expresar muchas sensaciones y satisface una amplia gama de peticiones. En Japón esta es una tradición, como el Origami”.
En un país con recursos limitados el ingenio de la gente supera esas limitaciones y busca maneras de reinventarse con lo que tiene. Es así como Moriyuki con una simple hoja fina de aluminio que tiene la superficie lisa crea una figura tridimensional que cumple distintas funciones y requisitos transformándose en un jardín de flores.
La planificación del proyecto, Jardín de Aluminio, diseñado para decorar los techos de un restaurante es una demostración de la calidad del trabajo de este arquitecto y diseñador. El propósito era recrear y evocar un jardín de flores que con sus curvas y forma hiciera alusión a los pétalos de una gigantesca flor que cubre y envuelve todo el espacio.  Los cambios en el tamaño y la densidad de los pétalos imparten la función y crean la atmósfera adecuada para cada zona del lugar: alturas, movimientos, dimensiones y ritmos definen los ambientes.
“Trato de desarrollar cada idea lo mejor que puedo, con mi proceso lo que intento es formar una visión clara de lo que se quiere expresar”, concluye Ochiai quien trabaja solo en sus diseños y ha sido galardonado con el Red Dot Design Award 2013.

COMPARTIR