UN ÍCONO QUE SE RENUEVA

Tolix, marca de muebles reconocida mundialmente por sus sillas hechas de acero y que se ha convertido en un ícono del diseño industrial, vuelve renovada este 2014 con uno de sus diseños más famosos: la silla T14 en una nueva versión creada por el diseñador francés Patrick Norguet. 0

Por primera vez en 66 años, Tolix, firma fundada en los años 30 por el artesano francés Xavier Pauchard, planteó la remodelación de uno de sus inventos estrella, la silla T14. Finalmente, Norguet, fiel a las cualidades y características de este modelo y tras cuatro meses de ensayar con diferentes prototipos, creó dos nuevos formatos: una de acero y en distintos colores, y otra con patas de madera.

Y para hacerle compañía a la T14, el estudio de Patrick diseñó la mesa Gueridon N, ideal para cualquier entorno. Su diseño redondo y plegable permite que sea una pieza muy fácil de utilizar en interiores y exteriores. Esta mesa multifuncional, fabricada de aluminio y madera, ocupa poco espacio y mientras permanece guardada adquiere un sentido decorativo distinto pero muy estético. Dos accesorios que se complementan a la perfección.

Un poco de historia
Tolix nació en 1929 en Francia. Tras su larga evolución, su símbolo más representativo ha sido la silla A. Su popularidad ha ido en aumento desde 1934, lo que le permitió entrar en la colección del Museo de Diseño de Vitra, en el MOMA y en el Centro Pompidou en París. Esta mística silla, hecha originalmente de hoja de metal, aseguró un puesto en el mundo del diseño por su solidez a prueba de todo, por ser liviana, por sus colores y por su fácil desplazamiento, así como por su bajo costo.
Norguet le apostó a un nuevo tipo de silla sin dejar de ser fiel a los principios fundamentales de la marca: simplicidad, funcionalidad, confort, calidad y durabilidad.

COMPARTIR