Conozca cómo la arquitectura transformó un espacio industrial en esta increíble oficina

El oficio de la arquitectura y los recursos del diseño interior transforman un espacio industrial en una oficina para las ideas. 0

En una época en la que parece que todo ha sido inventado cabe preguntarse: ¿dónde está la creatividad? La respuesta puede encontrarse en la construcción de nuevos significados a partir de conceptos existentes, o de ambientes renovados a partir de antiguas estructuras, como es el caso de una oficina de trabajo creativo y publicidad adaptada en las instalaciones de lo que fue una fábrica de antibióticos en el occidente de Bogotá.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

Santiago Muñoz, arquitecto con experiencia en espacios de hospitalidad, corporativos y residenciales, y Genoveva Mayoral, diseñadora de interiores con realizaciones en ambientes comerciales y domésticos, unieron esfuerzos para darle un nuevo uso a una construcción industrial.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

 

Conozca este restaurante en Bogotá que está en la lista de los lugares a los que hay que ir según TIME.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

En la estructura de recias columnas y entrepisos de concreto, Santiago encontró los términos de un lenguaje arquitectónico en el que los materiales expresan su función y su naturaleza de manera franca y vigorosa; la textura de los encofrados impresa en las superficies de cemento armoniza con el aspecto de madera del piso y con el tono ocre de los muros interiores de ladrillo, que adquieren una proporción masiva en el volumen de esquinas redondeadas donde está el baño.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

La distribución en varios niveles combina el espacio existente con nuevas estructuras interiores de acero para generar distintos ambientes, que independizan las áreas de trabajo y actividad.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

Sin ocultar su origen industrial, el sitio adquiere múltiples caracterizaciones que pueden evocar la zona social de un loft, un restaurante o una oficina abierta y logra una adecuación arquitectónica flexible y una percepción variada del lugar, que estimula la creatividad.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

Abierto a la iluminación natural de un patio interior, el espacio de doble altura de la recepción y espera de la oficina se configura como una sala de estar en la que Genoveva Mayoral consiguió imprimir un carácter residencial, que contrasta con la rudeza del concreto, el ladrillo y el acero; una inesperada sensación de hogar que se afirma con la presencia de cortinas que aíslan los cubículos de trabajo, y de plantas interiores que mitigan el rigor de los materiales a la vista.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

Obsesionado por los detalles constructivos y por la historia del diseño, Muñoz permite que las instalaciones técnicas, los ensamblajes metálicos y las características de la estructura planteen un relato visual realzado por el trabajo de iluminación interior, que destaca la variedad de formas y texturas.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

Este es 8111 el edificio bogotano que participará en la Bienal de Arquitectura y Urbanismo.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

La memoria forma parte del trabajo del arquitecto y la interiorista, como lo muestra el diseño del baño, de paredes curvas enchapadas en mosaico de vidrio, que trae a la actualidad un estilo que causó furor entre las décadas de 1960 y 1970; allí, un espejo dilatado contemporáneo y un antiguo lavamanos extienden la frontera entre el hoy y el ayer, como recordando que el presente está hecho con las experiencias del pasado y las expectativas del futuro.

Fotografía: Iván Ortiz Producción: Mariana Arango

COMPARTIR